Naufragio blanco

Compartir con:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Print this page
Print

A estas horas se juega en Las Tunas, el juego seis del play off final de la 57 Serie entre leñadores y alazanes, el macht va 3-2 delante Granma con los tuneros contra la pared, pero hoy voy a salirme un de la pelota para complacer a algunos aficionados.

Aficionados que andan ahora mismo como diría el colega Reinier González, cabizbajos, afligidos, meditabundos, compungidos, anonadados y con una tristeza feroz, y muy pocas esperanzas, y dolor también porque su equipo comenzó como un tiro la temporada y ahora mismo solo le queda una bala de salvación.

Me refiero a los aficionados del Real Madrid, con muchos seguidores en nuestra ciudad, el equipo que ganó cinco títulos en 2017, el mejor año de la historia del club, y que comenzó en agosto ganado dos trofeos ante el Manchester United y el Barcelona, ahora mismo está a 19 puntos de sus archirrivales en Liga y eliminados de Copa del Rey ante el modestísimo Leganés, y solo con la siempre difícil Liga de Campeones como tabla de salvación, adonde le espera el Paris Saint Germain en los octavos de final.

¿Qué le ha pasado al Madrid? ¿De quién es la culpa?, son dos de las preguntas más frecuentes que se hacen ahora mismo los aficionados merengues en esta ciudad y en todas partes.

Voy por partes, la culpa de lo que ocurre es a tres bandas y de cierta manera se veía venir. La culpa es a partes iguales entre Florentino Pérez, presidente del club, Zinedine Zidane, primer entrendor, y los jugadores. En este mismo espacio desde septiembre alerté de los peligros que corría el Madrid para esta temporada, sobre todo por tener un equipo inferior e todas las líneas al que conquistó dos Champions consecutivas.

El Presidente y los directivos, unido al criterio del entrenador hicieron un desastre en verano con la planificación de la plantilla, se fueron jugadores como Alvaro Morata, James Rodríguez, Cleper Lima (Pepe), o Danilo, cuatro hombres, no voy a  contar a Mariano pues jugó muy poco,  que potenciaron al Madrid la pasada campaña, esto es culpa de directivos y técnico.

Por ellos lo que vino no es ni de cerca parecido, a Morata de cambio por Borja Mayoral, un delantero cedido en el Wolsfurgo que nunca fue titular, por Mariano no vino nadie, por James el club ingreso a un joven Dani Ceballos, que dista mucho de la calidad del colombiano y muy verde para el Madrid, lo mismo pasó en el cambio de centrales, pues Vallejo está a años luz de Pepe, y en el lateral derecho el canterano Acraft no da el nivel de Danilo ni el que demanda el club, y los otros fichajes Theo Hernández, o Marcos Llorente no dan muestras aún de porque fueron fichados.

Zidane se ha aferrado demasiado a jugadores en mal estado de forma, como Cristiano Ronaldo, Benzemá, o Isco, y Marcelo, ha hecho pocos cambios y el equipo ni juega a nada y defiende pésimo cuando no tiene la pelota en el pie. Los jugadores con su actitud han condenado también al Madrid, es como si el hambre de triunfos estuviera saciada y entraron en una dinámica perdedora bien extensa ya.

Otro aspecto es la negativa del club y el técnico de fichar, mientras todos sus rivales directos se refuerzan, ellos no, y en este mercado de invierno tuvieron la opción Muaro Icardi a tiro, y lo dejaron escapar.

Pero el Real Madrid no por gusto es el mejor club de la historia, el ganador de 12 ligas de campeones, y aún en esta competición siguen con vidas, y se aferrarán a ella para intentar salvar una temporada que huele a desastre.

El 14 de febrero, día de los enamorados, está pactado el primer duelo de champions contra el PSG, de Neymar, Cavani y Mbappé, nada mejor para quitarse el lastre que pasar la eliminatoria ante el club de moda en Europa.

El Madrid siempre vuelve pero sus jugadores tendrán que hacer gala de mucha garra y amor al escudo, pues las cabezas de todos cuelgan de un hilo, la de Zidane, Cristiano y otros, y hasta la del mismísimo Florentino Pérez, porque en el Madrid no existen los tiempos de espera, la memoria y la única victoria que cuenta es la de todos los días.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *