#PensarComoPaís y Actuar como País (+ Fotos)

Compartir con:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Print this page
Print
Marlene Caboverde

Marlene Caboverde

Periodista de Radio Jaruco y Editor Jefe de la Redacción Digítal
Marlene Caboverde

El pueblo de Jaruco celebra desde el domingo el hecho de que el agua llega otra vez a sus casas, a los centros de trabajo y a no pocas instituciones del Estado que igualmente carecían del servicio, desde hace más de dos meses.


Hablo de al menos diez mil habitantes que pasaron un suplicio en esta segunda temporada de sequía, que afectó a la cabecera municipal en este año.

Para nadie es un secreto y por todos los medios les hemos comunicado a la población las dificultades financieras del país, sobre todo a causa del Bloqueo, que han impedido la importación de partes, piezas y equipos de bombeo que son indispensables para mantener estable y con calidad el suministro de agua.

Rodamiento axial deficitaria en Cuba por el bloqueo. Observe desgaste del grafito especial en pieza de la derecha

De ahí que pueden imaginar los desafíos que enfrentan a diario los trabajadores de la Unidad Empresarial de Base Taller de Reparación Nacional de Equipos de Bombeo, ubicado en San José de las Lajas, con tal de hacer funcionar otra vez cientos de motores de todo el país.

Reparar un equipo sumergible como el de Manresa dos, puede tornarse una misión difícil, teniendo en cuenta que la bomba que se rompió y mantuvo seca a parte de la Ciudad Condal en el segundo trimestre del año, requería de un alambre multihilo inexistente en el país, explicó en su momento el ingeniero, Roberto La O Rodríguez, Jefe de ese Taller de Reparación.

 

Director de la UEB Ingeniero, Gerardo Pérez Álvarez

El director de la UEB Ingeniero, Gerardo Pérez Álvarez, expuso en el caso de la última bomba que se rompió en esa misma fuente de abasto dos meses atrás, que el daño estaba en el rodamiento axial, una pieza también deficitaria, y de la cual depende que más de 200 equipos de bombeo de toda Cuba, echen a andar otra vez.

Gracias a las múltiples gestiones a todos los niveles, y en especial a la creatividad y el empeño de técnicos, ingenieros, obreros y otros especialistas del mencionado Taller, de la Empresa de Acueducto y Alcantarillado y de la de Aprovechamiento Hidráulico, ambas de Mayabeque, finalmente la Estación de Bombeo Manresa dos entró en funcionamiento este domingo.

En este punto de la historia quiero subrayar la palabra gratitud, que debe decirse y en voz muy alta, porque como dice un viejo refrán, “Cuando bebas agua, recuerda la fuente”.

Este domingo casi al filo del mediodía, seis trabajadores con Francisco Herrera al frente, un especialista de Recursos Hídricos de la Empresa de Aprovechamiento Hidráulico, lograron situar la bomba sumergible en su lugar, algo que resulta complejo porque requiere de habilidades y el empleo de una grúa.

Camino Hacia la Estación de Bombeo Manresa 2
Estación de Bombeo Manresa 2

 

 

 

 

 

 

 

 

Eso sin contar que para llegar a Manresa hay que transitar desde el pueblo de Bainoa hasta allí, varios kilómetros en un camino tortuoso, sobre todo cuando ha llovido.

Pero esos seis hombres que devolvieron la tranquilidad y la alegría al pueblo no recibieron la gratitud, ni la atención adecuada por parte de las autoridades del territorio.

Me avergüenza describir dónde y de qué manera comieron su almuerzo luego de saber que cumplieron con éxito su deber el pasado domingo 22 de septiembre, que encima tenía una connotación especial porque sesionó la Asamblea Municipal del Poder Popular.

Los principales servidores públicos de Jaruco perdieron de vista la oportunidad de aprovechar la ocasión y la concurrencia, para agradecer y reconocer públicamente la labor de ese colectivo que entregó su día de descanso a servir a los demás.

Pasaron por alto las gracias, y también el gesto de añadir seis platos a sus mesas como debe hacerlo un buen anfitrión, o simplemente un cubano que convierte en acción la idea de nuestro Presidente Díaz Canel: #PensarComoPaís.

Quisiera borrar el disgusto de Francisco y sus trabajadores como lo haría una ola con una huella en la playa. Pienso que este no es un hecho aislado y que resultaría imperdonable se repitiera.

El trabajo y las responsabilidades pueden agobiar, como también las muchas dificultades que sorteamos sobre todo en estos tiempos, pero lo que no puede palidecer es la cordialidad y la humildad de mirar hacia abajo donde construye y crea mucha gente pequeña, en lugares pequeños, haciendo cosas pequeñas, pero que como dice Eduardo Galeano, esa gente puede cambiar el mundo.

 

Fotos: Marlene Caboverde

Marlene Caboverde

Periodista de Radio Jaruco y Editor Jefe de la Redacción Digítal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *