Rusia denuncia a EE.UU por el saqueo de instalaciones petroleras en Siria

Compartir con:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Print this page
Print

Rusia acusó hoy a Estados Unidos de formar y entrenar nuevos grupos terroristas con la tarea de destruir la infraestructura de hidrocarburos en Siria y de atentar contra las tropas gubernamentales de ese país.

De acuerdo con el Estado Mayor de las Fuerzas Armadas de Rusia, EE.UU. ha retomado el negocio de contrabando que antes estuvo en manos del Estado Islámico en Siria y se apodera de instalaciones petroleras pertenecientes al Gobierno de Bashar al Assad.

«Estructuras estadounidenses en Siria se mantienen saqueando instalaciones petroleras y yacimientos propiedad del legítimo Gobierno sirio al este del Éufrates», aseveró este lunes el jefe de la Dirección General de Operaciones del Estado Mayor de Rusia, el coronel general Serguéi Rudskói.

En palabras de ese oficial, entidades estadounidenses han organizado la producción y comercialización de petróleo sirio de los campos de Al Omar, Conoco y Al Tanak, en lo que equivale a un «esquema criminal» enfocado en el «saqueo de las riquezas nacionales de Siria».

Varias estructuras estadounidenses se dedican a organizar la extracción y venta ilegal del hidrocarburo sirio, con lo que prácticamente sustituyeron en ese contrabando al movimiento terrorista Estado Islámico, señaló el militar ruso.

Asimismo, de acuerdo con Rudskoi, en la zona de 55 kilómetros en torno a la ilegal base norteamericana, en la localidad siria de Et-Tanf, los instructores del Pentágono entrenan a unos dos mil 700 miembros del grupo armado Magavir as-Saura.

«Todas estas actividades de las empresas militares privadas estadounidenses se llevan a cabo con la cobertura de la aviación de la coalición internacional antiterrorista, indicó Rudskói.

Por otra parte, Rudskói subrayó que, «a cambio de asistencia para el contrabando de petróleo», Washington paralelamente continúa enviando a esa zona equipos militares y armamento que las fuerzas armadas locales «usan las unas contra las otras».

Estados Unidos, con el dinero obtenido por el contrabando de petróleo que roban en Siria, compra armamentos para entregar, tanto a formaciones kurdas como árabes, que luego éstos utilizan unos contra otros, indicó Rudskoi.

Tal práctica solo contribuye a elevar las tensiones en una zona devastada por la guerra, comentó el coronel-general.

Por otro lado, los grupos de sabotaje preparados por Washington realizaron unos 300 atentados en junio y julio, con saldo de 225 militares y 65 civiles muertos, así como 240 uniformados y más de 100 civiles heridos, agregó el oficial del Estado Mayor.

Estados Unidos, retiene, además, a unas 75 mil personas en el campo de refugiados de El-Hall, creado por ese país, en condiciones comparables con un campo de concentración, afirmó.

(Con información de Rusia Today y Prensa Latina)

Tomado de Cubadebate

Cubadebate contra el Terrorismo Mediático

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *