Símbolos Patrios : ¡Esa es mi bandera!

Compartir con:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Print this page
Print

La Bandera de la Estrella Solitaria es por mucho el símbolo patrio de Cuba más conocido a nivel mundial. El color, el diseño y su historia inspiraron a cientos de intelectuales, patriotas y poetas a escribir sobre ella desde su proclamación como estandarte nacional.


Así lo confirma un antiquísimo documento muy bien guardado en el Fondo de Donativos y Remisiones, del Archivo Nacional de Cuba, referente a un artículo publicado en el Periódico La Revolución de New York, fechado el 8 de febrero de 1873.

General Narciso López

El minucioso manuscrito reproducido por el cubano nombrado José Gabriel del Castillo, refleja de forma textual: “… La Bandera Cubana fue creada por los directores del movimiento revolucionario a cuya cabeza se puso el inolvidable doble General Narciso López. Hay quien atribuye su inversión al poeta Miguel Tolón, hombre de gran talento y muchísimo mérito, pero sin dudas Gaspar Betancourt Cisneros, (El Lugareño), fue quien mayor parte tuvo en el trabajo…”

Prosigue el reporte, “… A imitación de la bandera americana, se escogieron fajas para representar los Estados, y se determinó cinco fajas, tres azules y dos blancas, representarán a los cinco Estados en que estaba dividida Cuba. El triángulo que es el más bello y significativo de la bandera por lo que tiene de irónico, ha sido criticado como contrariado a la heráldica, en vista de que contiene en campo rojo una estrella….” Y a ese comentario del rotativo respondería Tolón: “…la estrella de Cuba habrá de levantarse sobre un mar de sangre…”

Quizás a manera de descrédito la redacción de La Revolución de New York, atribuía al Congreso de Guáimaro el desdeño de la insignia que tremoló en Yara, en Bayamo, en Jimagayú hasta abril de 1869, símbolo que según los reporteros de ese periódico quedó en el olvido.

No demoraron en llegar a la Isla y gran parte de Estados Unidos ejemplares de dicho papel periódico, y ante imprecisiones en el relato reconocidas personalidades cubanas no dudaron en pronunciarse como Cirilo Villaverde y un referenciado Sr M.A Aguilera, sin precisar nombre de pila.

Ante las misivas de patriotas cubanos La Revolución de New York se manifiesta el 1 de marzo de 1873. En ese comunicado asumen los errores de la redacción en el artículo del 8 de febrero de ese año sobre el origen de la bandera cubana.

De forma íntegra reproducen la carta de M.A Aguilera quien también adjunta el Acta de la Cámara Constituyente de la República de Cuba: “… en la que se acordó la adopción de la bandera intrépidamente enarbolada en Cárdenas, Las Pozas, Frías, Candelarias, etc, dicho sea de paso, en cuyas acciones tomó parte quien estas líneas escribe…”

M.A Aguilera relata que “… la decisión de adoptar la bandera nacional se publicó en El Cubano Libre el 15 de julio de 1869…la que alzó el ilustre Carlos Manuel de Céspedes, se haya depositada en esta ciudad remitida por el mismo caudillo, habiéndole cabido la honra al que suscribe de ponerla en manos de la respetable persona que la guarda…”

Esa es mi bandera cubana, la bandera más bella que existe. Y así, ondeará siempre con las tres listas azules, las dos listas blancas, el triángulo rojo y la estrella solitaria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *