Ministro cubano de Economía: Los trabajadores deberán crear el plan de su empresa para 2020

Compartir con:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Print this page
Print

El plan de la economía cubana para 2020 tendrá una nueva concepción: se elaborará sin directivas específicas ni límites, pues saldrá de la participación activa de los trabajadores en cada empresa, informó este miércoles Alejandro Gil, ministro de Economía y Planificación (MEP).

Al intervenir en la sesión inaugural del VIII Congreso de la Asociación Nacional de Economistas y Contadores de Cuba (ANEC), en el Palacio de Convenciones de La Habana, el titular argumentó que la planificación devendrá en una construcción colectiva, en la que se identifiquen las potencialidades de las entidades del país.

A los delegados e invitados del evento, Gil recordó que hasta el momento se confeccionaba un modelo global de la economía, del cual salían las directivas específicas por sectores, es decir, las solicitudes de bienes y servicios, así como el nivel de importación y de exportación predefinidos que tendría la economía.

De acuerdo con Gil, ahora “no hay camisa de fuerza”, pero habrá que ser objetivo, realista y consciente. Esta nueva manera, reclamada durante años por los trabajadores, también requiere de un cambio de mentalidad, porque “habrá quien esté habituado a que los números le lleguen desde arriba”, comentó el ministro.

Por tal razón, dijo, este proceso —que por estos días tiene lugar en los colectivos laborales— requerirá del apoyo de la ANEC y de la Central de Trabajadores de Cuba. “El plan que se construya tiene que ser por naturaleza más eficiente que el que salía de arriba abajo”.

Gil ratificó que para el próximo año, en medio de las restricciones que presenta el país y del recrudecimiento del bloqueo impuesto por Estados Unidos, se puede garantizar crecimiento y desarrollo debido a la existencia de capital humano, una industria nacional con potencialidades por aprovecharse mejor y un comercio exterior más diversificado.

Entre las prioridades mencionó las actividades vinculadas con la producción de alimentos, programas de la vivienda, transporte, informatización y medicamentos. Igualmente tendrá preponderancia el financiamiento a la industria nacional.

En palabras del titular del MEP, uno de los problemas que lastra el desempeño de la economía cubana es la persistencia de una mentalidad sumamente dependiente a la importación. En los últimos años ha existido una tendencia hacia el incremento de las compras en el exterior, lo cual tiene una repercusión en la actualidad, argumentó.

Explicó que se importan bienes que con esfuerzos se pueden producir dentro del país. Por ejemplo, el alimento animal para cerdos, pues cuando ocurren fallas en su compra aparecen los baches en la producción y comercialización, como sucedió en el último cuatrimestre del año pasado.

“La economía debe ir preparándose para ir disminuyendo gradualmente esas compras, aunque no se resolverá de inmediato”, valoró.

A tono con Gil, una de las vías para fortalecer la industria nacional es fomentar los encadenamientos productivos, a partir de políticas e incentivos financieros. También se ha concebido potenciar los proyectos de desarrollo local, sobre la base del aprovechamiento de recursos endógenos de los territorios.

Otro tema tratado por el ministro de Economía fue el de las inversiones. Comentó que no pocas veces se producen diferencias entre los estudios de factibilidad y los rendimientos. En esos estudios debe primar el rigor científico, dijo.

Abundó que el retorno de la inversión se analiza poco, cuando lo más importante es el examen del resultado previsto de la inversión y cómo impactó en la economía.

En las palabras de apertura, Oscar Luis Hung Pentón, presidente de la ANEC, reiteró el compromiso de los más de 80 mil 200 miembros de la organización con el proceso de actualización del modelo económico cubano.

Al pasar revista al desempeño de la ANEC en los últimos años, Hung Pentón destacó la actividad de superación, en especial de los funcionarios y especialistas del sector estatal de la economía, así como el desarrollo de la ciencia.

Por otro lado, los vínculos de trabajo entre la ANEC y la Comisión Permanente para la Implementación y Desarrollo de los Lineamientos constituyen expresión de la estrecha comunicación existente hoy entre las estructuras gubernamentales, directamente implicadas en las transformaciones de la economía, y el pensamiento económico cubano prevaleciente en la sociedad civil, dijo el experto.

Al encuentro asistieron Jorge Cuevas Ramos, miembro del Secretariado del Comité Central del Partido y Jefe de su Departamento Económico; Meisi Bolaños, titular de Finanzas y Precios; y Abel Prieto, director de la Oficina del Programa Martiano y presidente de la Sociedad Cultural José Martí.

Tomado de Cubadebate

Cubadebate contra el Terrorismo Mediático

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *