Una alternativa Poderosa (+ Fotos)

Compartir con:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Print this page
Print
Marlene Caboverde

Marlene Caboverde

Periodista de Radio Jaruco y Editor Jefe de la Redacción Digítal
Marlene Caboverde

Noticias recientes de Marlene Caboverde (ver todo)

Una nueva pintura da sus primeros pasos en el mercado de Mayabeque bajo la marca, La Poderosa. Aunque hasta septiembre no arriba al año de creada, su durabilidad y resistencia le otorgan una buena reputación.
Pero la cuna de ese producto no es la fábrica VITRAL de San José de las Lajas, como seguramente pensará.


El nacimiento
La génesis de la pintura La Poderosa está en la Unidad Empresarial de Base (UEB) Gustavo Machín Hoed ubicada en Jaruco, perteneciente a la Empresa Minera de Occidente.

Esa fábrica dedicaba exclusivamente a la producción de cal, magnesita, bentonita y mortero se ahogaba en los incumplimientos productivos de la cal, su principal renglón cuando declinaba el 2018.

Es que ese mineral se procesa en una planta técnicamente obsoleta (data de 1968,) de ahí que sus roturas constituyen un quebradero de cabeza hasta para los innovadores más ingeniosos. Como resultado de tantas pausas quedaron por debajo del plan pactado en 2018, al producir solamente 378 toneladas.

Ingeniero Jorge Lázaro Mulet director de la Gustavo Machín. Foto Anelis Díaz

El Ingeniero Jorge Lázaro Mulet Álvarez director de la Gustavo Machín, afrontó el asunto que acarreaba la caída de las utilidades y de los salarios. Entonces, la dirección de la Minera de Occidente amparada por los decretos 334, 335 y 336 modificó el objeto social de la UEB indicando como producciones secundarias: pinturas, bloques y la prestación de servicios.

La escasez de pinturas en los mercados de la provincia propiciaba la iniciativa, como dice el refrán: A río revuelto, ganancia de pescadores. Así que, luego de todos los análisis decidieron potenciar este renglón y nombraron al nuevo producto que nacía, La Poderosa.

 

Lo bueno de lo nuevo

Área de producción de la pintura. Foto Marlene Cab0verde

Del dicho al hecho pasó el colectivo de la Gustavo Machín en septiembre de 2018. Solamente en ese primer mes fabricaron 4 mil 400 litros de pinturas de vinil para superficies no lavables interiores, de tonos blanco, verde, azul, amarillo y terracota, de muy buena calidad.

Para producirla tenían al alcance de la mano las materias primas, todas nacionales (reducción de importaciones): carcal pintura de la UEB Coco Peredo y como espesante, la bentonita producida por ellos mismos, y que otorga un tono marfil a la pintura, en tanto el acetato y los pigmentos se compran a otros proveedores del Occidente del país.

Como resultado de las alianzas y encadenamientos productivos cerraron el pasado año con 35 mil 932 litros ingresando así 978 mil pesos que se derivaron en el incremento del salario medio de los trabajadores en más de mil pesos.

Esteban Pedro Rodríguez, Jefe de Producción.Foto Marlene Caboverde

Aunque en 2019 las materias primas para fabricar pintura han escaseado, al cierre de julio ya acumulaban casi 22 mil litros que no suplieron la gran demanda de La Poderosa, significó Esteban Pedro Rodríguez, Jefe de Producción.

¿Y dónde está La Poderosa?

La producción de pinturas es un mundo nuevo para este colectivo que trabaja en la búsqueda de proveedores y la firma de contratos. Pero ya tienen asegurado al principal cliente, la Empresa de Comercio de Mayabeque encargada de su distribución a personas jurídicas.

Hasta ahora la Gustavo Machín formalizó convenios con AZCUBA y otras empresas y organismos animados por la popularidad bien ganada de “La Poderosa”, cuyos colores están en los inmuebles de que ocupan la sede del Consejo de la Administración de San José de las Lajas, el central azucarero Héctor Molina, la Clínica Estomatológica que reabrió sus puertas a fines de 2018 en Güines y en otras edificaciones que se reparan en el territorio.

El producto sale de la planta a 27 pesos el litro en moneda nacional y se comercializa principalmente en envases de gran formato. Adquirirlos de menor tamaño ha resultado complejo para la UEB, pero en honor a la verdad, esto no supone un tropiezo mayor porque la demanda es muy grande, y los compradores no dejan enfriar a “La Poderosa” en Jaruco.

Otras alternativas
En noviembre de 2018 adquirieron una máquina bloques y en diciembre arrancaron llegando a producir hasta cierre de julio de 2019, dos mil 963 unidades. Estos elementos se comercializan en las tiendas locales de materiales de la construcción y también se usan en la reparación de los almacenes, rehabilitar el laboratorio y las naves donde se prepara el mortero, acciones que avanzan en este año en la planta.

La idea es incrementar la producción de bloques para mantener el apoyo al programa de la vivienda, destacó Mulet Álvarez, director de la UEB Gustavo Machín, y añadió que además fabrican cemento mortero muy usado para enchape y dar fino a las paredes (630 toneladas este año).

Eso sin contar que también prestan servicio a otras entidades del Estado con una brigada de albañiles y algunos equipos, lo cual se deriva en utilidades que engordan el bolsillo del trabajador.

Gracias esas alternativas de producción y aunque, debido a las roturas del horno de calcinación quedaron por debajo del plan de cal, su principal renglón (360 toneladas de 600 este año), lograron cerrar la producción mercantil hasta julio con más de un millón 590 mil pesos.

Pero vale destacar que el beneficio se revierte en que el abaratamiento del proceso inversionista iniciado en 2019 con un respaldo de tres millones de pesos, (más de la mitad para renovar la planta de cal), y la buena noticia es que destinarán ocho millones de pesos a su renovación hasta 2020.

“Cuando tengamos la planta nueva realmente tendremos un despunte en esta fábrica fundada por Fidel, y que es la única productora de cal en Mayabeque hasta ahora. Es la voluntad del país porque hay empresas en Cuba que hoy importan cal y nosotros tenemos posibilidades de hacerla,” significó el directivo.

Y aunque falta para concretar ese sueño y detrás atrás la obsolescencia tecnológica que pone tropiezos a la productividad, las formidables soluciones que ponen en práctica los trabajadores de la Gustavo Machín son una demostración de que allí por sobre todas las cosas, se piensa como país.

Discurso de Fidel Castro en la Inaguración de la Fábrica Gustavo Machín de Jaruco

 

Marlene Caboverde

Periodista de Radio Jaruco y Editor Jefe de la Redacción Digítal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *