Lecciones del coronavirus, en #Jaruco.

Marlene Caboverde
Sigueme
Últimas entradas de Marlene Caboverde (ver todo)

Reflexiones del Presidente de la Asamblea Municipal del Poder Popular, Lismey Rodríguez Michelena al comenzar la etapa de nueva normalidad.
“LA COVID-19 NOS ENSEÑÓ A HACER DE TODO Y APRENDIMOS A NO TENERLE MIEDO A NADA.”

Faltaron muchas cosas materiales en Jaruco, en medio de la pandemia. El bloqueo arreció, la escasez de recursos básicos se profundizó, las colas interminables amenazaron la armonía y el sálvese quien pueda insistía en sobresalir como el ganador en la pugna planteada por la nueva enfermedad.

Sin embargo, prevaleció el trabajo en equipo, el valor y la solidaridad.

El Gobierno municipal devenido Consejo de Defensa, diseñó y puso en práctica nuevas estrategias para distribuir de manera justa y equitativa lo más necesario.
La Asamblea del Poder Popular con sus delgados y sus cinco Presidentes de Concejos Populares tomaron la batuta y mostraron que con disciplina y solidaridad era posible, no solamente contener el virus, sino también, llevar un poco de tranquilidad a cada casa.

Así evocó este 12 de octubre los meses pasados, el Presidente de la Asamblea Municipal del Poder Popular, Lismey Rodríguez Michelena, quien resaltó en primer lugar, la labor de los Presidentes de los Concejos Populares: en Jaruco, Ofarril, en Bainoa a Juliana, siempre apoyada por la delegada Clara, en Caraballo, Arieski, en San Antonio de Río Blanco, Ayala y en Tumba Cuatro, Eddy.

Recordó, que fue también gracias a esas personas incansables que “Jaruco fue uno de los pocos municipios de #Mayabeque, sin contagios de la COVID-19 y mantener eso, nos daba fuerzas para seguir.”

Contó que, de domingo a domingo trabajaron y que diariamente se efectuaban las reuniones del Consejo de Defensa. Cinco grupos de trabajo con alrededor de 20 personas, entre ellos los trabajadores sociales, se encargaron de recordarle al pueblo que no estaba solo y que era, por sobre todas las cosas, lo más importante.

“La distribución de los módulos casa a casa causó un efecto positivo en la población y continuaremos con esa medida hasta que sea necesario”, anunció.

“Llevar el medicamento hasta los hogares de los pacientes más vulnerables también fue un desafío cumplido en medio de la pandemia, y la idea es continuar con la mensajería, pero a un número menor de personas”, apuntó.

“Nos pasó de todo en este tiempo. Entre abril y mayo hubo incendios en áreas cañeras de Caraballo, y prácticamente trabajamos como bomberos”, recordó.

“También ocurrieron derrumbes de viviendas y del antiguo taller textil…..”

La mejor lección que les dejó la COVID-19, fue que, “nos enseñó a hacer de todo y aprendimos a no tenerle miedo a nada. Estamos curados de espanto”, sentenció.
“Este 2020 fue un año malo, se nos aguó la celebración por el 250 aniversario de la Ciudad Condal, no obstante, logramos reparar algunas calles de la ciudad en los primeros meses.”

“Ha sido una etapa dura”, recalcó y explicó que al retirarse del presupuesto tres millones de pesos no será posible acometer otras trasformaciones a la infraestructura del territorio este año excepto, el mantenimiento y la reparación del Instituto Preuniversitario Urbano Capitán San Luis que avanza y debe concluir antes del 2 de noviembre.

Llamó a mantener la higiene y la limpieza de las calles y los barrios, insistiendo en que la mayoría de los directivos son de Jaruco, de ahí que les asista, desde la sangre, el deber de estar preocupados y ocuparse de la imagen del pueblo. “Todos somos responsables”, advirtió.

Los planes de la economía para 2021 ya se confeccionaron, quedando pendiente su aprobación en las instancias superiores, informó.

Como tareas priorizadas, en primer lugar, y es “de seguridad nacional”, apuntó, es el autoabastecimiento alimentario, “vamos a comer la comida que seamos capaces de producir aquí”, subrayó.

Expuso que hay proyectos de desarrollo local en ese sentido ya aprobados, los cuales deben ponerse en marcha muy pronto con el apoyo de la Universidad Agraria de la Habana (UNAH) Fructuoso Rodríguez y el Centro Universitario Municipal (CUM).

Adelantó, que se incluye una plaza comercial que se llamará “El agricultor”, mientras, la finca de flores a la entrada del municipio se va a rescatar, y además de cultivar flores, la idea es producir allí las viandas, frutas y vegetales que se consuman en los círculos infantiles, hogares maternos y la Casas de abuelos, “potencialidades tiene para eso”, afirmó.

En segundo lugar, remarcó la política de la vivienda que se chequea mensualmente en cada Concejo Popular. “Tenemos que dar más divulgación de los subsidios que terminan”, exhortó.

En lo personal, el trabajo con el pueblo en los días complejos de la contingencia sanitaria, “Ha sido una experiencia única”, dijo este joven de apenas 42 años de edad que se estrenó en el cargo días antes de decretada la pandemia del coronavirus.

Como lo más positivo que le dejó este tiempo se refirió, al cara a cara con la gente reiterado y muy especial, porque recibió el cariño y la gratitud. Sintió que le conocen y reconocen. “La gente me saluda cuando me ve y me dice, Presidente, esa una gran satisfacción”, reconoció.

Reiteró, que no renuncia a los sueños que tiene como jaruqueño de ver a su pueblo, “lindo como era antes”, algo que depende de todos, avizoró. “Trabajaremos juntos para lograrlo,” dio por sentado y cerró su discurso, más dirigido a su gente que a la reportera con la expresión:
“Ahora es clave la disciplina para mantener al municipio libre de coronavirus y es importante continuar divulgando lo que se hace entre todos, porque en Jaruco, sí se hacen cosas para el bienestar del pueblo.”

Fotos: Marlene Caboverde.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *