Aclaran dudas sobre suspensión temporal de la aceptación de depósitos bancarios en efectivo de dólares estadounidenses

Disímiles han sido las inquietudes suscitadas en la población, luego del anuncio del Banco Central de Cuba (BCC) sobre la suspensión temporal, a partir del 21 de junio de 2021, de la aceptación de depósitos bancarios en efectivo de dólares de EE. UU., debido a las limitaciones que impone el bloqueo norteamericano para colocar en bancos internacionales estos billetes recaudados en el territorio nacional.

Para despejar algunas de estas dudas, comparecieron este viernes en el programa Mesa Redonda, Leticia Morales González, viceministra primera de Economía y Planificación, así como Francisco Mayobre Lence, vicepresidente primero del Banco Central de Cuba, y Yamilé Berra Cires, vicepresidenta de esta última institución.

¿Se trata de una estrategia para recoger circulante en dólares o es una medida antinflacionaria?

–Nada de eso motiva la medida informada este jueves. Son de conocimiento público las acciones de recrudecimiento del bloqueo económico de Estados Unidos contra Cuba, fundamentalmente desde la segunda mitad de 2020, las que han afectado, sobre todo, al sector financiero, al interferir en los flujos financieros del país, llegando incluso a interrumpir los depósitos del efectivo en dólares que Cuba recauda a través de sus operaciones.

«Realmente no podemos seguir recibiendo efectivo, que después no podemos depositar en el exterior para cumplir obligaciones financieras. La medida que se va a adoptar es en defensa de nuestro país ante la situación actual, motivada por el bloqueo económico. De no adoptarla, esta situación seguirá ocasionando graves daños a la economía de la Isla.

«La población no podrá depositar efectivo en dólares a partir del día 21 de junio, pero eso no quiere decir que no pueda seguir operando normalmente las cuentas. Las cuentas en divisas no se operan solamente a través del efectivo en dólares, también reciben remesas del exterior, transferencias de otras cuentas en plaza, depósitos en efectivo de otras monedas que no sea el dólar norteamericano.

«Por tanto, las demás operaciones, tanto de ingresos como de pagos autorizados, se podrán seguir realizando después del 21 de junio».

Foto: Mesa Redonda

¿Por qué se esperó tanto tiempo para tomar esta decisión?

–La espera para tomar esta medida, a pesar del incremento de las acciones contra nuestro país en el sector financiero demuestra que Cuba no quería tomar una decisión de estas características.

«Las autoridades financieras cubanas se han mantenido durante estos últimos años haciendo todas las gestiones para mantener canales a través de los cuales remesar los dólares recibidos en efectivo en el país y depositarlos en bancos en el exterior.

«Hay que tener en cuenta que, aunque las medidas fueron recrudeciéndose durante los últimos dos años, el mes de enero de 2021, como despedida de la administración Trump, fue el colofón de las agresiones con la inclusión de Cuba en la lista de países que patrocinan el terrorismo, y eso cerró todas las posibilidades que podíamos tener para colocar esos fondos en dólares en el exterior.

«La población podrá pensar que nos hemos demorado, pero lo que hemos tratado es de seguir buscando opciones. Lamentablemente, en estos momentos ya no podemos continuar aceptando dólares que no le podemos dar valor de uso hasta tanto los depositemos en cuentas en el exterior».

¿Cuánto más afecta la inclusión de Cuba en esa lista espuria de países patrocinadores del terrorismo?

–Sencillamente, cada vez se cierran más las posibilidades de relaciones bancarias financieras. El tema de las remesas, por vías bancarias y electrónicas, es prácticamente nulo. Y esta posibilidad de colocar los fondos que recibimos aquí en dólares en efectivo se ha hecho también imposible.

«Por eso, la decisión pretende que los fondos lleguen a las cuentas de la población, a través de transferencias bancarias en otras divisas extranjeras, aunque después se depositen según la tasa de cambio vigente ese día en la cuenta en USD, que tienen esas personas naturales o incluso jurídicas. O de lo contrario, depositarlo en monedas diferentes al dólar. Estas monedas que no son dólares en efectivo ofrecen más posibilidades para colocarlas en el exterior».

Foto: Mesa Redonda

¿Por qué el dólar en efectivo no puede ser recibido en el Banco y las transferencias sí?

–Cuba no puede operar el dólar debido al bloqueo económico norteamericano. Las transacciones comerciales del país se hacen en una moneda diferente, y no en pocas ocasiones ello implica gastos adicionales por el arbitraje de moneda.

«Si tenemos un saldo en dólar y queremos hacer el pago en otra moneda, eso tiene un costo por tipo de cambio.

«Hay otra cuestión importante. Con todo ese efectivo en dólares acumulado en el país no podemos hacer nada si no lo colocamos en una cuenta para realizar transacciones, con los costos que acarrea y la diferencia de gasto cambiario explicada.

«La transferencia no es tan virtual. Sí, se hace por canales electrónicos, pero tiene que existir un saldo en cuenta. Una de las vías que tiene el país para nutrir de saldo las cuentas son los depósitos en efectivo. Si nos lo entorpecen, como lo están haciendo en el marco del bloqueo, nos están privando de la posibilidad de nutrir las cuentas y honrar obligaciones del país.

«O sea, que para que haya una transferencia debe partir de que haya un saldo en cuenta, y ese saldo en cuenta se puede constituir de depósitos en efectivo o de otras transferencias.

«Cuando se realiza una remesa por una transferencia desde EE. UU. hasta las entidades cubanas, o cuando se hace un pago desde entidades cubanas a un banco en el exterior, eso fluye normalmente por el sistema financiero internacional; en cambio, cuando es en efectivo, hay que buscar otras maneras.

«El efectivo hay que llevarlo a depositar para poder hacer los pagos por la vía no efectiva. Usted no puede pretender pagarle a un suministrador con billetes. El mundo no funciona así».

Al respecto, se habló de las regulaciones del GAFI (Grupo de Acción Financiera Internacional), que en «una de sus recomendaciones exige mucho cuidado con las transacciones en efectivo, las cuales hay que justificarlas muy bien, porque las transacciones en efectivo pueden dar lugar a movimientos ilícitos de dinero. Entonces, hay regulaciones internacionales según las cuales todo eso hay que declararlo, justificarlo y certificarlo, y Cuba no está exenta de esto».

«El dinero en efectivo no tiene realización hasta tanto no esté en la cuenta».

Foto: Granma

Si se dice que existe una acumulación de efectivo en los bancos, ¿por qué no se le vende esos dólares a la población?

–Esos fondos en espera de que se encuentre una vía para ser depositados en los bancos en el exterior están comprometidos.

«Esos fondos, sobre todo, están asociados a los depósitos que han hecho las personas para las cuentas que se abrieron en moneda libremente convertible (MLC) para acceder al mercado en esta moneda, que funciona desde el último trimestre de 2019. Por tanto, constituyen fuentes de reaprovisionamiento de ese mercado.

«Si constituyen fuentes de reaprovisionamiento de ese mercado, lo que se necesita es colocarlos en el exterior para que permitan continuar haciendo importaciones de productos terminados, o intermedios que luego sean acabados en Cuba, y que son vendidos en el mercado en MLC.

«De hecho, todavía hay algunas obligaciones asociadas a la apertura de estas tiendas que no han podido ser cubiertas u honradas, porque parte de este dinero no ha podido ser depositado.

«Por tanto, si tomamos fondos que ya están comprometidos, que deben respaldar esas cuentas, porque desde ellas se demandan bienes y servicios, no se podrán garantizar recursos para poder crearlos y venderlos.

«Si tomamos ese dinero y lo vendemos a la población, le estamos dando a esta nuevamente un poder adquisitivo con esos dólares, que ya están comprometidos con un saldo que tienen esas cuentas, donde se depositaron esos dineros. Por tanto, respaldaríamos, con los mismos fondos, el saldo que está en las cuentas y, a la vez, la venta hecha a la población de esos recursos en USD, que probablemente la población lo quiera para ponerlo en la misma cuenta.

«En resumen, ese dinero ya se invirtió, se compró algo que debe ser pagado y que no se ha podido pagar por las restricciones que impone el bloqueo. Ese dinero, en algunos casos, no se ha podido movilizar y se le está debiendo a algún proveedor, o en otros casos, está a la espera para comprar y poder reaprovisionar el mercado en MLC o para la alimentación del pueblo».

¿De vender ese dólar a la población, se estaría disminuyendo la fuente misma que se creó?

–Cuando la persona toma ese dólar y lo pone en su cuenta, es para utilizarlo, comprar en la tienda. Por tanto, lo que se necesita, justamente, y fue el motivo por el cual surgió este mercado en MLC, es crear determinado nivel de aprovisionamiento de la población en la situación delicada de nuestra economía.

Sobre la venta de dólares en el aeropuerto…

–Sobre la venta de dólares en el aeropuerto se aclaró que el recanje tiene como objetivo que el viajero que entró y cambió su moneda en Cuba, cuando vaya de regreso a su país de origen, si le quedó algún dinero en moneda nacional y lo quiere cambiar, compre divisa convertible.

«¿Qué ocurrió? En los últimos tiempos era mucho más el dinero que se iba que el dinero que entraba por el aeropuerto. Eso se estuvo monitoreando con mucha precisión, y se comprobó que no eran los turistas ni los visitantes quienes estaban cambiando o recambiando con pesos por haber vendido a lo interno de la economía. Por esa razón, hubo que tomar esa medida.

«Había falta de liquidez para vender divisas convertibles por los recanjes. De la poca liquidez existente, se estaba poniendo para los recanjes el límite de los 300 dólares.

«Ha decaído el número de turistas y se viaja mucho menos, pero viajan mucho los cubanos. Tomamos esa medida porque, de lo contrario, tendríamos que tomar de ese dinero que estamos esperando para poder colocar en el extranjero, ponerlo para el recanje».

La Mesa Redonda cambió su tema anunciado para responder a las opiniones e interrogantes de la población sobre la decisión informada ayer por el Banco Central de Cuba Foto: Sputnik

Se señaló que el país tiene falta de liquidez en divisas

–Sí la hay, lo que ocurre es que la que tenemos, que está comprometida y respaldando operaciones e importaciones que deben venir, no ha podido ser colocada. Y lo que se está buscando es la manera de que, si usted tiene una cuenta y puso un dinero, este pueda ser colocado y utilizado en el exterior.

¿Pueden las tarjetas en dólares seguir recibiendo depósitos desde el exterior? ¿Se puede seguir transfiriendo dinero entre las tarjetas en MLC?

–A efectos de la operatividad de las cuentas en divisas, lo único que se limita es el depósito efectivo en dólares. El resto de las operaciones continúan como hasta hoy.

«Las transferencias entre tarjetas, de una cuenta en divisa a otra en divisa, se pueden seguir haciendo. Se hacen entre dos cuentas que están abiertas en bancos cubanos.

«Se puntualizó que se podrán seguir recibiendo los depósitos desde el exterior, que no son más que las remesas o transferencias que algunos titulares de cuentas reciben desde el extranjero, aunque esto también se ha visto deprimido por las acciones del bloqueo y todas las medidas contra Fincimex y AIS».

¿Qué pasa si antes del día 21 de junio una persona no logra colocar su dinero en la tarjeta?

–La decisión de aplicar la medida a partir del 21 de junio y dar una semana de plazo es para que aquellos titulares de cuentas que deseen incrementar el saldo, porque tienen dinero en efectivo, porque tienen prevista alguna compra, por ejemplo, lo puedan hacer.

«La persona que desee, lo hace, y quien no lo desee, no lo hace. La divisa no está penalizada, así que quien quiera la divisa para darle otro uso y no ponerla en el banco, lo puede hacer. Esa es la razón de dar siete días para ello. La persona que adquiera la divisa para darle otro uso que no sea depositar en el banco, lo puede hacer».

¿Qué pasa con el depósito en otra moneda? ¿Si es en euros, por ejemplo, se pone en la tarjeta en MLC?

–Ya eso ocurre hoy, por las prohibiciones a Cuba de realizar operaciones en dólares. Es decir, muchas transferencias se reciben en moneda diferente al dólar, pero se acreditan en dólares a los titulares de cuentas, aplicando el tipo de cambio que exista ese día, o sea, las personas reciben dólares por el equivalente a los euros que les enviaron. Igualmente, tiene el mismo efecto si deposita euros en efectivo.

¿Habrá que gastar antes del 21 los dólares que están en las cuentas o esta medida no impide que yo opere con lo que ya está en el banco?

–La cuenta sigue operando como de costumbre, el único impedimento es que no puede recibir depósitos en efectivo en dólares, pero el resto de las operaciones están permitidas, no solo las compras en el mercado en divisas, también pueden sacar pesos en los cajeros automáticos o pagar los servicios de la Banca Electrónica. Nada de eso se limita.

Si usted tiene una cuenta en dólares en Cuba y va a viajar al exterior, usted va al banco, solicita extraer determinada cantidad de dinero y el banco se lo dará en la moneda que tenga en ese momento. Foto: Archivo de Granma

¿Qué moneda podrán utilizar en Cuba los turistas y los cubanos residentes en el exterior que entren al país?

–Las personas que viajen desde otros países a Cuba con dinero en efectivo, a partir del 21 de junio, tendrán que hacerlo con otra divisa diferente al dólar estadounidense para cubrir sus gastos y operaciones dentro del país, de acuerdo con la medida que se ha adoptado a partir de la fecha citada, pues quienes tengan dólares en efectivo no podrán ser aceptados.

«Estamos hablando de efectivo. Otras personas viajan con tarjetas internacionales aceptadas en el país, y esas no tienen problemas.

«Es otro de los efectos prácticos de dicha política genocida, que afecta no solo a las personas que viven en Cuba, sino a otras que no viven en la Isla y quieren viajar al país a disfrutar de sus bondades como destino o a visitar a sus familiares y amigos».

¿Qué moneda pueden utilizar las personas que pretenden viajar al exterior después de la puesta en vigor de la medida?

–Las personas que estén interesadas en viajar fuera del país pueden hacerlo con cualquier divisa, lo que vale en otros países. Incluso, aquellas personas que mantengan en su poder dólares en efectivo pueden viajar con ellos, porque la tenencia de dólares no está penalizada.

«Si usted tiene una cuenta en dólares en Cuba y va a viajar al exterior, usted va al banco, solicita extraer determinada cantidad de dinero y el banco se lo dará en la moneda que tenga en ese momento.

«Es importante aclarar que el banco puede decir que un día no lo tiene e indicar venir al siguiente o más adelante, porque los bancos, en sus fondos de caja, no siempre tienen la cantidad de dólares que las personas con cuentas en dólares requieren sacar en determinado momento.

«Viajarán con la divisa que tengan, y si es dólares lo que tienen, en efectivo o en las cuentas, podrán salir con dólares. Para viajar, no cambia nada».

¿Cómo queda la situación de las tarjetas en MLC?

–El medio de pago por tarjeta magnética –donde se encuentra la divisa de la población– no pierde vigencia ni validez. Los saldos que ahí se encuentran depositados son respetados.

«De hecho, lo que se pretende es que la red de aceptación de tarjetas en MLC pueda seguir creciendo para su empleo en el comercio o pago de bienes y servicios; o sea, la red en MLC no sufre ninguna afectación o transformación.

«Existe una propuesta, incluso, de extenderla, porque debemos propiciar una desconcentración, pues hoy estamos viendo que tenemos población concentrada en la red de tiendas en MLC para poder adquirir los bienes y servicios que allí se comercializan.

«Como ha quedado claro, se trata de una medida no deseada, pero necesaria, justamente por los efectos nocivos del bloqueo del Gobierno de EE. UU. contra Cuba, que ha obligado a acudir a esa alternativa para obtener las divisas que necesita el país.

«Las tiendas en MLC constituyen, además, una vía que propicia el encadenamiento de la economía. Con esos establecimientos y los ingresos que allí se generan constituyen, de manera parcial fuentes para la adquisición de recursos que se emplean para respaldar los compromisos y las ofertas en la red en pesos cubanos.

«Con la red en MLC se encadenan también otros actores de la economía, como la industria nacional, de manera que se logre un equilibrio en la oferta en las unidades comerciales en las dos monedas y esto, por supuesto, permite que otros sectores se revitalicen y tengan una mayor presencia con sus productos y servicios».

¿Qué impacto real tendrá esta decisión en el desarrollo de la economía del país?

–La necesidad de llegar a este punto lógicamente afecta las posibilidades de la economía para enfrentar todos los compromisos asumidos en el plan, pero se mantiene el aseguramiento a un conjunto básico de productos para los cuales se destina divisa, como la canasta familiar normada, los medicamentos y los medios de aseo, entre otros. El impacto es negativo, pues esta es una de las fuentes que se ha considerado en el plan de la economía en su integralidad, que no solo tiene en cuenta los recursos en pesos cubanos, sino todos los ingresos del país en divisas que se generan en el territorio nacional y en todos sus mercados. Entonces, indiscutiblemente, la imposibilidad de hacer efectivos esos ingresos tiene un impacto en la gestión económica de la nación.

Informaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *