En #Cuba los principios nunca serán negociables

#Jaruco #Mayabeque. Este primero de enero los cubanos llegamos al 2021 celebrando el Aniversario 62 del triunfo de la Revolución. Son victorias a favor de la calidad de vida del cubano y las demuestran las posibilidades inherentes al sistema que estamos construyendo, ahora a partir de la Tarea Ordenamiento.

Dejamos atrás un 2020, duro y desafiante como pocos a causa de la pandemia de la COVID-19 que cerró durante meses las puertas a la economía y a la vida misma. Vivimos un año de recrudecimiento del bloqueo estadounidense, prueba definitiva de la profunda maldad del gobierno de los Estados Unidos.

Ellos insistieron en matarnos; pero nosotros insistimos en vivir y vencer. Cuba Viva saltó por encima de sus propias posibilidades, como dijo el presidente Miguel Díaz-Canel al clausurar el VI Periodo Ordinario de Sesiones de la Asamblea Nacional del Poder Popular, en su IX Legislatura, en el Palacio de Convenciones de La Habana, el pasado 17 de diciembre.

Pero está siempre latente en el destino de este pueblo crecerse con los desafíos, heredados de las generaciones que dejaron sangre y simiente en desiguales combates en calles y en serranías hasta la victoria del Primero de Enero de 1959.

Solo en Cuba, donde sabemos compartir y andar bien unidos como la plata en la raíces de los andes, es posible practicar la solidaridad y lo demuestran las hazañas cotidianas desde los profesionales de la Salud Pública hasta el más joven de los cubanos, dentro y fuera del país.

Jaruqueños hay razones para celebrar el Aniversario 62 de la Revolución, porque sabemos levantarnos ante los obstáculos del Sarcov-2 y un injusto bloqueo comercial y financiero. Respondamos al llamado de la máxima dirección del país de trabajar para potenciar la economía y todo lo que tribute a acelerar el desarrollo de la nación.

Recibamos un 2021 lleno de retos en lo personal y en la economía, pero siempre con el ideal de Fidel Castro de que no cederemos ni un ápice en mantener la soberanía y lo alcanzado por la Revolución. En este andar del nuevo año reafirmemos una vez más que los principios nunca serán negociados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *