Historias de cartas y sellos postales en Jaruco

Aunque el Día Mundial del Correo se instauró el nueve de octubre de 1874 con la creación de la Unión Postal Universal, según información de esa organización el primer servicio se registra en 1481.

Expandiéndose por el mundo con rapidez y eficiencia, llegó primero a los países desarrollados y después a las colonias del nuevo mundo.

En el caso de Cuba, existen dos fechas sobre el inicio de esa actividad. Según el sitio web de la Empresa Correos de Cuba comenzó oficialmente el 1756 bajo el gobierno del señor Francisco Cagigal de la Vega, otros medios oficiales apunta que la fecha más acertada fue 1736 bajo el gobierno del capitán general Don Juan Francisco Güines y Harcacitas.

Pero, acercándonos un poco más a ese acontecer en Jaruco, y con información ofrecida por el Archivo Municipal, les comento que el servicio postal inició en la Ciudad Condal a mediados del siglo XIX. Sus administradores fueron Don Francisco Páez y Mora y Don Luis Chaluz, y a la muerte de este último tomó en cargo Ramón Fernández.

Las primeras prestaciones fueron solo internas, para lo que se designaron dos rutas principales una hasta la capital y la otra hacia la ciudad de Matanzas atendidas entonces por los canarios Acevedo y Espino hasta que se estableció el servicio ferroviario.

Con la ampliación de la actividad se crearon las rutas: de Jaruco a San Antonio de Río Blanco y San Matías atendida por Apolinares Zorrilla, hacia Jibacoa por José Salneira, y a Casiguas por Manuel Calbayeira. Ese diseño de entrega se extinguió al inicio de las guerras de independencia.

Más tarde, durante la permanencia en el ayuntamiento municipal del señor Eusebio Londo, en 1882, se hicieron las gestiones para establecer el servicio telegráfico en la población refundiéndose en 1891 los departamentos de correos y telégrafos que se trasladaron a la hoy ave: 25 e/ 26 y 28 y fue su primer administrador Don Juan Francés Llamazares que lo desempeño hasta 1902 siendo sustituido por Francisco de la Roca y Yera

A partir de la instauración de la República Neocolonial se extendió la creación de oficinas postales en el municipio de Jaruco, llegando hasta Caraballo, San Antonio de Río Blanco y Bainoa.

Y al igual que en todo el país estas entidades prestan servicios de correspondencia ordinaria y certificada, telegramas, imposición y entrega de encomiendas, e imposición y pago de giros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *