Nadie en Cuba quedará desamparado

En su intervención de ayer en el programa Mesa Redonda, el jefe de la Comisión de Implementación y desarrollo de los Lineamientos, Marino Murillo Jorge, ratificó el principio enarbolado por la Revolución Cubana de que, en el país, ningún ciudadano quedará desamparado ni olvidado.

Se refirió, en primer lugar, a las pensiones de la seguridad social que hoy reciben 1 671 000 jubilados, quienes «fueron los trabajadores del pasado y no tenemos ningún derecho de dejarlos sin protección».

Explicó que todas las personas que reciben pensiones entre 280 y 300 pesos pasarán de manera automática a devengar 1 528 pesos, que es el costo de la canasta de bienes y servicios tomada como referencia.

De ahí en lo adelante, informó, los que tienen una jubilación de 320 pesos recibirán 1 578; los de 350, pasarán a 1 628; entre 385 y 445, ganarán 1 678; entre 446 y 500, recibirán 1 733; y, a partir de 501, todos ganarán la pensión actual más el costo de la canasta (1 528 pesos).

En relación con la asistencia social, el también miembro del Buró Político del Partido informó que un núcleo que está asistenciado, y es de una persona, además de la prestación que recibe hoy, se le otorgará el 60 % del salario mínimo (1 260 pesos). Agregó que, para el resto de los integrantes hasta cinco personas, prestación de 800 pesos a cada uno, equivalente al costo de la alimentación. Con ese ingreso se hace un cálculo de vulnerabilidad, para lo cual están las prestaciones excepcionales que se pudieran dar en su momento.

Murillo Jorge informó que las prestaciones ya otorgadas se mantendrán, y durante seis meses se evaluará cada uno de los casos. A modo de ejemplo se refirió a las 3 228 madres que tienen hijos con discapacidad severa y a las 734 protegidas por resultar insolvente el núcleo familiar.

Es decir, acotó, se reforzarán los mecanismos de otorgamiento de prestaciones con plazos de tiempo que no pueden exceder las 72 horas, a instancia de las direcciones municipales de Trabajo y Seguridad Social, pues nadie conoce más a la población y a sus segmentos más vulnerables que el propio municipio.

GRADUALIDAD EN LA ELIMINACIÓN DE SUBSIDIOS Y GRATUIDADES

Uno de los aspectos que se concibe solucionar de manera simultánea para garantizar la integralidad requerida y lograr un verdadero ordenamiento monetario y la transformación de la economía, está relacionado con la eliminación de subsidios excesivos y gratuidades indebidas.

Lo primero que aclaró Murillo Jorge es que se trata de un proceso de carácter gradual. No se pueden eliminar todos desde el primer día, pues existen subsidios a productos destinados a los niños, a personas mayores y a embarazadas, entre otros, y todo eso hay que verlo con un enfoque social integral.

Es por ello, informó, que en el primer año de la Tarea Ordenamiento se mantendrán subsidios, de manera total o parcial, hasta poder materializar el principio de subsidiar a personas necesitadas y no a productos.

Por ahora, dijo, se otorgarán subsidios a los precios minoristas por un monto de 29 000 millones de pesos, una cifra nada pequeña, y unos 1 500 millones a los precios de acopio, para estimular las producciones agropecuarias.

Precisó que se mantendrá la libreta de abastecimiento como mecanismo de distribución durante el tiempo que se considere necesario, para asegurar que los productos de primera necesidad lleguen a la población.

En el caso de los subsidios a los precios minoristas, mencionó los de entrega específica a niños entre cero a seis años, las dietas a embarazadas y la fórmula basal, otras dietas médicas, la transportación aérea, los medicamentos asociados a enfermedades crónicas y el servicio de energía eléctrica para el sector residencial.

En este último aspecto, Marino Murillo aclaró que, aun cuando las tarifas suben, el presupuesto del Estado asume como subsidio 17 878 millones de pesos, es decir, casi el 50 % de la factura eléctrica.

Insistió, sin embargo, en la necesidad de no cambiar la matriz de consumo eléctrico para la cocción de alimentos, por lo cual se mantendrá una correspondencia entre la tarifa progresiva de la electricidad (paga más quien gasta más) y el nuevo precio del gas licuado.

ENFRENTAR RESUELTAMENTE LOS PRECIOS ESPECULATIVOS Y ABUSIVOS

Sobre una de las principales preocupaciones de los cubanos con respecto a la Tarea Ordenamiento, Marino Murillo reconoció que en las últimas semanas los precios han tenido un crecimiento importante, y que la población se ha estado quejando de ello a lo largo del país.

Ante esa realidad, advirtió que «tenemos que enfrentar precios especulativos y abusivos entre todos, empezando por el gobierno».

El Jefe de la Comisión de implementación y desarrollo de los Lineamientos explicó que la devaluación del peso cubano y la eliminación de subsidios generarán inflación.

A manera de ejemplo señaló que para 2021, se ha previsto la importación de arroz a 536 dólares la tonelada. Ello, a una tasa de cambio de 24 x 1 (y no de 1 x 1, como ocurría hasta ahora), significaría 12 264 CUP a efectos de la economía. Para que este producto se comercialice sin subsidio, el precio de la libra deberá ser de siete pesos.

Por tanto, es preciso que ese incremento de precios de cara a la población esté respaldado por un aumento de los ingresos.

No obstante, alertó que «si la subida de precios se va de control, el nuevo salario se verá afectado y perderá capacidad de compra».

En el caso de los renglones agropecuarios, afirmó que se encuentra en marcha un proceso de capacitación por parte del Ministerio de la Agricultura, a través de su sistema empresarial, y que en el diseño de los precios de acopio también hay un apoyo a la base productiva, el cual incluye el ámbito tributario.

«La teoría de que nadie queda desamparado, llega al sector agropecuario», aseguró.

Por otra parte, detalló que en el mercado minorista de Cuba predomina la participación del sector estatal.
En el plan de circulación mercantil de 2021, le corresponde el 92 % de las ventas, mientras que sobre las formas no estatales recaerá apenas el 8 %.

Teniendo en cuenta esta proporción, Murillo señaló que si el precio de las formas no estatales creciera tres veces, el incremento de manera general en el país (incluyendo ambos sectores) sería de 1,6 veces, algo que resultaría muy favorable teniendo en cuenta que el fondo de salario se va a incrementar 4,9 veces.

«Habrá que enfrentar resueltamente las indisciplinas para lograr mantenernos en este entorno», dijo, y añadió que «cuatro personas no pueden echar por tierra todo el esfuerzo que se ha hecho en busca de elevar la productividad del trabajo».

En ese sentido, advirtió que la facultad de establecer hasta dónde van a crecer los precios en el sector no estatal, está en los gobiernos, fundamentalmente los municipales.

El Jefe de la Comisión de Implementación y Desarrollo de los Lineamientos aseguró que están creadas las condiciones para que el 17 de diciembre inicie el pago de las pensiones de la Seguridad Social, correspondiente al mes de enero. El día 23 de diciembre comenzará el pago del anticipo salarial a los trabajadores, y el 26 iniciará el pago de las prestaciones de la Asistencia Social.

Afirmó, además, que los días que restan para el inicio de la Tarea Ordenamiento serán claves para la capacitación y la preparación de las personas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *