No hay suficiente percepción del peligro

A pesar de las altas cifras de casos de COVID-19 que están siendo registradas en Cuba día a día –algunas nunca antes vistas–, sigue siendo insuficiente la percepción de riesgo que la población tiene. Así reflexionó en la tarde de este viernes el Primer Ministro, Manuel Marrero Cruz, durante la reunión del Grupo Temporal de Trabajo para la prevención y control del nuevo coronavirus.

Desde el Palacio de la Revolución –en un encuentro que también fue encabezado por el Vicepresidente de la República, Salvador Valdés Mesa, y que contó con la presencia del Presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular, Esteban Lazo Hernández, y con el viceprimer ministro y Comandante de la Revolución, Ramiro Valdés Menéndez–, el Jefe de Gobierno habló sobre la necesidad de “seguir tomando medidas”, porque no hay sensación de temor a pesar de todo cuanto se informa sobre la enfermedad.

Hay que “cuidarse y cuidar a los demás, tenemos que seguir este combate”, dijo Manuel Marrero Cruz. Y seguidamente, para hacer hincapié en tal necesidad, el ministro de Salud Pública, José Ángel Portal Miranda, apuntó que puede hablarse incluso en términos de sensación de peligro, y esa mirada tampoco existe con suficiente claridad y fuerza en la población.

En los últimos quince días, detalló al comienzo de la reunión el titular de Salud, fueron diagnosticados en el país 15 438 casos positivos a la COVID-19, para una tasa de incidencia de 138 por cada 100 000 habitantes. Mantienen el indicador más elevado, dijo, las provincias de La Habana (394,3), Matanzas (277,6), Sancti Spíritus (139,6), y Granma (115,3).

Foto: Estudios Revolución.

La Mayor de las Antillas acumula un total de 569 fallecidos por causa de la enfermedad, para una letalidad de 0,57%.  

Portal Miranda llamó la atención sobre el hecho de que el 70% de los casos positivos a la COVID-19, diagnosticados a la altura del jueves pasado, se concentró entre las provincias de La Habana y Matanzas. Por eso, mediante la habitual videoconferencia, las autoridades de la capital del país, y de la provincia que le sigue en complejidad epidemiológica, ofrecieron reportes al detalle sobre lo que se ha venido haciendo en las últimas horas para enfrentar la epidemia.

El Gobernador de La Habana, Reinaldo García Zapata, apuntó que el manejo hospitalario de la actual situación epidemiológica es una tarea que preocupa y ocupa a las autoridades, a partir de una evaluación rigurosa de cómo se procede con todos los pacientes confirmados o sospechosos.

En el caso de los centros para la atención a pacientes de mayor riesgo, explicó García Zapata, la provincia cuenta con 14 hospitales con una capacidad de 2 827 camas, cifra que se incrementará con el uso de otras dos instituciones de Salud, una destinada a niños, y otra para adultos.

Acerca de los cuidados intensivos, afirmó el Gobernador, se dispone actualmente de 116 camas, y se propone un incremento de 90. Igualmente crecerá el número de camas disponibles en cuidados intermedios; y se dispone de más de 1 000 camas para atender a pacientes en edades pediátricas.

Según expuso el Gobernador de la capital, en lo alusivo a centros hospitalarios para atención a pacientes de menor riesgo, ya se dispone de 16 lugares con una capacidad de 3 975 camas, y el propósito es incrementar en 20 ese tipo de centros, lo que significaría alcanzar una cifra superior a las 5 300 camas.

En cuanto a la provincia de Matanzas, se supo en la reunión que se mantienen en vigilancia epidemiológica más de 2000 pacientes, y que el territorio cuenta con capacidad hospitalaria destinada a contactos, sospechosos, y casos positivos de bajo riesgo.

Foto: Estudios Revolución.

Allí se trabaja en reorganizar la atención hospitalaria y la disponibilidad de recursos humanos, y también materiales, con el propósito de reducir en el menor tiempo posible las cifras diarias de fallecidos.

Autoridades de otras provincias ofrecieron datos actualizados sobre la situación epidemiológica ante la COVID-19: Sancti Spíritus –donde este jueves se incrementó el número de casos con relación al día anterior y existe elevado riesgo de contagio entre los contactos intradomiciliarios de pacientes confirmados; y Granma –donde disminuyó la cifra de casos en relación con el día anterior, y también el mayor riesgo de contagio es entre los contactos intradomiciliarios de pacientes confirmados.

También ofrecieron detalles las autoridades de Holguín –donde creció el número de casos de un día al otro–; y las de Santiago de Cuba, donde este jueves disminuyó el número de casos en relación con el día anterior.

Sobre el personal de Salud, ese ejército que lo está dando todo en el enfrentamiento a una enfermedad devastadora, el Primer Ministro compartió una reflexión que es válida para cada espacio del país donde se está batallando por la  vida: Ellos, después de más de un año en la primera línea, arriesgando sus vidas y las de sus familiares, merecen y necesitan toda prioridad y atención; “tenemos que ayudar a cuidarlos, buscarle solución a sus problemas”, dijo el Jefe de Gobierno.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *