#SomosCuba y #Vamospormás.

Jaruqueños,  conmemoramos el aniversario 67 del asalto a los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes, de Bayamo, en un contexto nacional marcado por la presencia en el país del SARS-CoV-2 y  las Campañas difamatorias contra Cuba y de descrédito contra la cooperación médica cubana.

Cada 26 de Julio representa una fecha especial para el pueblo cubano, que no dejó morir al Apóstol en el año de su centenario, al renacer su pensamiento  en la figura de Fidel Castro y su liderazgo solidario y altruista para el mundo.

El Día de la Rebeldía Nacional es motivo para reafirmar la  voluntad de seguir adelante, la determinación de no perder las conquistas  y con la convicción que nada detendrá lo iniciado por el líder histórico de la Revolución cubana el primero de enero de 1959

Este 26 de julio nos enfrentamos a  un bloqueo más fuerte, pero que no amedrenta a los cubanos para avanzar a pesar de las  limitaciones económicas que hoy enfrenta el país.

Como dijo Fidel, “….la Revolución no tiene vuelta atrás, por el contrario seguirá hacia adelante victoriosa, siempre unidos,  orgullosos de nuestra  historia y cultura nacionales.”

Ahora nuevamente el Gobierno norteamericano toma el rumbo de la confrontación con Cuba y de presentar a nuestro país, pacífico y solidario, como una amenaza para la región.  Apela a la tenebrosa Doctrina Monroe para intentar cambiar la historia a la época vergonzosa en que gobiernos sometidos y dictaduras militares se sumaron al aislamiento de Cuba.

De manera creciente altos funcionarios de la actual administración de Donald Trump, con la complicidad de algunos lacayos, difunden nuevas falsedades y otra vez pretenden culpar a Cuba de todos los males de la región, como si estos no fueran consecuencia de despiadadas políticas neoliberales que provocan la pobreza, el hambre, la  desigualdad,  y  las precarias condiciones de salud, educación y vivienda para las grandes mayorías.

Pero la fuerza de la verdad ha desbaratado las mentiras y la historia ha colocado los hechos y los protagonistas en su lugar.

Como dijo el presidente, Miguel Díaz-Canel, se podrá atribuir a la Revolución Cubana y a la epopeya escrita por este heroico pueblo solo la responsabilidad que emana de su ejemplo como símbolo de plena independencia, resistencia victoriosa, justicia social, altruismo e internacionalismo.

A ello se suma el protagonismo de  las  generaciones más jóvenes en Cuba  en el enfrentamiento a la Covid 19, al dejar  temporalmente sus puestos de trabajo y estudio para insertarse en centros de aislamiento, salvar vidas lejos de la Patria e implementar  las nuevas medidas económicas.

Hoy cuando Cuba convierte el desafío en oportunidad, las máximas autoridades del país  miran con luz larga para comenzar a implementar una estrategia económica y social para nuestro desarrollo  ante una situación de crisis internacional prolongada.

Para ello contamos con una historia inspiradora para lanzarnos a la pelea,  el talento de los científicos y del personal de la Salud que nos coloca entre los países que han logrado controlar una pandemia terrible.

Jaruqueños, se avecinan nuevos retos, entre ellos enfrentar la crisis derivada de la pandemia y del férreo bloqueo a Cuba, pero con la fe en la victoria y férrea voluntad  que nos enseñó Fidel: que no existen imposibles, porque #SomosCuba y #Vamos por más.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *