Una corbeta nombrada… Jaruco

Últimas entradas de Elías Zayas (ver todo)

Quien no haya penetrado con hondura en la historia de lo que otrora fue la jurisdicción de Jaruco y aun tenga como referencia la mediterraneidad a la cual nos han confinado sucesivas divisiones administrativas en los últimos ochenta y siete años  le podría parecer extraño vincular  nuestra historia con el mar., o lo inverso, vincular al mar con nuestra historia.

Nada más ajeno a la realidad. Desde los tiempos prehispánicos los habitantes  de esta región ya tenían un importante vínculo con el mar, que tiempo más tarde se consolidó con la colonización de esta, la posterior fundación de la ciudad de  Jaruco y su designación como centro de la jurisdicción de igual nombre. Fue así que durante una época el puerto situado cercano a la desembocadura del río sirvió como la principal vía de comercio con la Habana, con otros lugares de la Isla e incluso del otro lado del mar. La relativa importancia que significó este comercio y la posición estratégica de la desembocadura al mar del río le hizo merecer la construcción de un fortín y una batería de cañones para su defensa.

Pero la historia de los vínculos de Jaruco con el mar a la que quiero referirme en esta ocasión nos lleva  a una embarcación que por su quehacer viajó por una buena parte del mundo con ese nombre. Varios ejemplares de la prensa española correspondientes a la sexta década decimonónica publicaron en sus páginas las travesías realizadas por la  dicha nave. Un ejemplo es la noticia publicada en el madrileño “Diario Oficial de los Avisos,” que también apareció en el cotidiano barcelonés “La Corona”

“PARA LA HABANA.”

“Saldrá el 15 de julio la corbeta española JARUCO, admitiendo carga á flete y pasajeros. La despachan los Sres. Aballí y compañía, calle del Conde del Asalto, núm. 1, entresuelo.”

El aviso, habitual por aquel entonces, daba cobertura a las salidas y arribos de las embarcaciones de los puertos y al destino de sus futuros viajes. Así eran replicados por varios de los diarios como parte de un utilitario servicio de anuncios comerciales y sociales facilitando el transporte de cargas y pasajeros de un lado a otro del mar.

La corbeta surcó el Océano Atlántico entre España y el Nuevo Mundo en muchas ocasiones no sólo con destino al puerto de La Habana tal como queda confirmado en estos avisos publicados por el diario “El Lloyd Español”:

PARA NUEYA ORLEANS DIRECTAMENTE.

Saldrá a la mayor brevedad posible la corbeta española JARUCO para cuyo punto admite carga flete y pasageros. Despachan los señores Aballí y compañía. Calle del conde del Asalto, núm. 1. entresuelo.

Arribó el día de ayer Procedente de Nueva-York en 44 días, la corbeta Jaruco, de 416 Is., c. don Pablo Gabanes (n.d.a, debió decir Cabañas) con 108,000 duelas á los Sres. Aballí y Cía.

PARA CALLAO DE LIMA Y Guayaquil

Saldrá del 20 al 25 del corriente, la corbeta española JARUCO, forrada y claveteada en cobre al mando de su capitán don Pablo Cabañas. Admite carga á flete y pasajeros á quienes el capitán ofrece el esmerado trato que tiene acreditado. Se despacha en la Rambla de Estudios. núm. 10, bajos.

Su probable fecha de construcción fue en 1857 en el afamado puerto inglés de Bristol según El American Lloyd`s. Con 416 t de desplazamiento, teniendo en cuenta las fechas de los avisos que tenemos a mano, puede verse claramente que la misma estuvo prestando servicios entre  los años 1860 y 1872, y que en ese intervalo visitó el puerto de La Habana en varias ocasiones durante sus travesías trasatlántica. Con seguridad la vida útil de esta embarcación fuera mucho más larga e incluso que gozara de cierta popularidad entre pasajeros y comerciantes lo cual pudo ser motivo de que la misma no pasara indiferente antes los ojos de cierto artista que le dedicó un óleo el cual nos permite, por fortuna, apreciar la elegancia y belleza de una embarcación nombrada “Jaruco” que paseo este nombre por los mares del mundo.

Un comentario en «Una corbeta nombrada… Jaruco»

  • el 19 de diciembre de 2020 a las 11:06 PM
    Enlace permanente

    Interesante Historia,,,,Buen trabajo,,,Felicidades!!!!

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *