Historias de mi pueblo

El Torreón de Boca de Jaruco

Visitas: 80

Francisco Martínez Chao
Sigueme
Últimas entradas de Francisco Martínez Chao (ver todo)

El primero de marzo de mil setecientos 97 el Prior Real Consulado de Agricultura, Industria y Comercio de La Habana, Don José Ricardo O’Farrilentregó al constructor Dionisio Beitía los mil quinientos pesos para la edificación del Torreón o Atalaya en Boca de Jaruco.

Ese dinero asignado por la Comandancia de la Marina, era para costear los materiales y la mano de obra de ese bastión, que en los planos iniciales tenía siete varas de alto por seis de diámetro, aunque al terminarse exhibía ocho de altura por ocho de radio.

En realidad el costo fue de casi dos mil pesos.

Una excavación arqueológica realizada hace unos años en Boca de Jaruco, comprobó que en la construcción del Torreón fueron empleados bloques de cantería, rellenos en el medio con piedras y argamasa para fortalecer esa instalación militar española.

La casi invulnerable Atalaya estuvo en pie hasta mil ochocientos 98, cuando un acorazado de la mariana estadounidense navegaba paralelo a la costa y de un solo cañonazo despareció el circular fortín, apuntándose la tripulación yanqui una batalla ganada en el ocaso de la guerra Hispano-Cubano-Norteamericana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RSS
Facebook
Twitter
YouTube
Telegram