Sobrevivientes

Martha Páez Miranda seguramente olvidó mi nombre, pero tengo la certeza de que recuerda nuestro encuentro en La Habana, hace más de una década, cuando me contó cómo su hijta sobrevivió a la epidemia de dengue hemorrágico del verano de 1981, o más bien, cómo ambas tuvieron la suerte de sobrevivir, según ella misma subrayó.

Leer más