Los faroles de Jaruco (+Fotos)

Toma e incendio de Jaruco. Foto Carlos Canova

La ceremonia de encendido de faroles y cambio de guardia en la Ciudad Condal de Jaruco fue todo un éxito popular de aquella época. Esta tradición se hizo ley, el 6 de septiembre de 1857.

Surge debido a que esta ciudad constituía un bastión militar español extremadamente fortificado, por ser una población intermedia que servía de comunicación entre la capital, el centro y el territorio oriental de la isla. En las Ordenanzas de la Isla de Cuba del 6 de septiembre de 1857 durante el gobierno de José de la Concha donde en su Artículo 41 del Capítulo IV ordenaba: “En las noches oscuras desde la prima hasta la hora que se recojan y cierren, estarán los dueños de establecimientos y dueños e inquilinos de casas obligados a tener un farol con luz a la puerta de la calle.

Cambio de guardia en la Ciudad Condal de Jaruco. Foto Carlos Canovas

La ceremonia se realizaba a las 8:00 pm en los alrededores de la antigua Plaza de Armas, actual Parque “José Martí”, participando las instituciones siguientes: Comandancia Militar (ubicada en el Museo-Correo), la Cárcel Municipal, actual Museo Municipal de Jaruco, la Casa Ayuntamiento, y el farolero, quien tenía la responsabilidad de pregonar el inicio de la ceremonia y encender los faroles.

El pregón del farolero decía:….”SILENCIO”. Son las ocho en punto y sereno por orden del Comandante Militar se manda a desalojar la plaza….

Este momento era aprovechado por la Comandancia Militar para realizar los cambios de guardia en todas las instancias militares el cual se hacía de forma majestuosa y con las mejores galas.

Cambio de Guardia. Foto Carlos Canovas

Los primeros faroles en prenderse eran los ubicados en la Comandancia para efectuar el cambio y organizar la escuadra que haría el recorrido a continuación del farolero.

A continuación le seguían el ubicado en la esquina de Ave.21 y calle 28 el cual es original de aquella época, dos a la entrada del Casino Español convertido en Hospital Militar desde el inicio de la guerra del 95, dos en la Iglesia, cuatro en la Cárcel, uno situado en la Ave.23 y calle 30, dos en el Ayuntamiento y otro ubicado en la esquina ave 23 y calle 30, a continuación bajaba por la ave 23 prendiendo otros faroles a mayor distancia, regresando posteriormente a la Comandancia.

Una vez que el farolero prendía las luces de la Comandancia Militar los soldados marchaban detrás de él precedidos por un abanderado del cuerpo y en ocasiones un redoblante, el Jefe de escuadra daba la orden de salida y con paso marcial se dirigían a la cárcel donde se hacía el segundo cambio de guardia a los ubicados en las dos garitas y el portón principal, éstos se les unían al final de la escuadra y continuaban hacia el Ayuntamiento donde se hacía el tercer cambio de guardia, continuando por la ave.23 para dirigirse nuevamente hacia la Comandancia Militar.

Por cierto, durante el gobierno del general Miguel Tacón se amplíó y mejoró el servicio del alumbrado público en la Ciudad Condal de Jaruco después de la restauración de la ciudad debido a un incendio accidental ocurrido en abril de 1836.

Angel Ribot
Sigueme
Últimas entradas de Angel Ribot (ver todo)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *