Jaruco

Acordes de cubanía para un gigante

Visitas: 25

Peña Julito Martínez en la Casa de Cultura Alejo Carpentier de Jaruco

Octosílabos rimados rindieron tributo a un gigante este domingo. La espinela hizo la fiesta en la Casa de Cultura Alejo Carpentier de Jaruco, para cantarle a Julito Martínez en la peña que lleva su nombre y que una vez al mes rinde tributo a esa insigne voz del verso improvisado en Cuba.

Confieso que de niña me molestaba cuando la abuela exigía tiempo de televisión y silencio absoluto los domingos a las 7.00 para ver Palmas y Cañas, pero, así crecí escuchando a Celina, a Coralia y Ramón y las encarnizadas controversias entre Justo y Adolfo.

Siendo guajira nunca fui a un guateque y cual fue mi asombro cuando por primera vez asistí a la grabación de un musical campesino en Radio Jaruco y descubrí que los poetas improvisaban de verdad. Se hizo grande entonces la admiración por esas mentes prodigiosas de gente aparentemente sencilla, pero capaz de hilvanar al momento ideas, frases, rimas, con un sorprendente catauro lleno de conocimientos y dominio del idioma.

Desde mi humilde opinión aprecié derroche de talento este domingo en Jaruco. Me estremecí hasta las lágrimas cuando Nestor Gutiérrez agradeció a Maribel, en verso fino que no soy capaz de reproducir, cuidar la miel de la décima a pesar de perder al rey de su colmena. Cuando José Manuel Gil enumeró las razones por las que cantó con su garganta dañada esa tarde, cuando Osvel Suárez y Sindy Manuel Torres ofrecieron a Encarnación de Armas y Amor Benítes los versos más lindos que puedan dedicarse a mujer alguna y cuando en triada jocosa Murguita, Aramís Padilla y Yeny González, la avispita de Mayabeque, pusieron caliente el escenario.

Agradecida estoy del encuentro al que deseo volver. El verso improvisado es un arte mayor y los cultores así lo demostran con su actuación. Viva y con buena salud está la tradición musical campesina en Mayabeque. Gracias a todos porque espacios donde lo sublime te estremece, nuestro idioma se hace grande, la cultura se desborda y la cubanía florece, no abundan en estos tiempos.

Lea también : El Gigantede Pipián

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RSS
Facebook
Twitter
YouTube
Telegram