Ejecutado en Santiago de Cuba programa de viviendas sin precedentes

SANTIAGO DE CUBA.— Un significativo paso en la atención a los damnificados del huracán Sandy, y el empeño de edificar una ciudad más bella, higiénica, disciplinada y ordenada, lo constituye la terminación de las 2 685 viviendas previstas el pasado año, en un programa sin precedentes en el territorio.

 

La tarea no pudo ser más compleja en me­dio de la necesidad de recuperar otros sectores impostergables como la salud, educación y la producción de alimentos, de mantener las motivaciones asociadas a los 500 años de la villa santiaguera, y de enfrentarlo todo con una industria de materiales, deprimida por su obsolescencia.

 

No obstante, la permanente preocupación de Fidel y Raúl, el apoyo de la mayoría de las provincias, y la determinación de los santiagueros de trabajar duro, permitió emprender la tarea bajo la estrategia de sentar las bases que permitan elevar paulatinamente el ritmo, hacia las 29 400 moradas concebidas hasta el año 2025.

 

“Dedicada fundamentalmente a las afectaciones climatológicas y las transformaciones sociales de San Pedrito —señala la directora de la Unidad Provincial Inversionista de la Vivienda, Mariana Denis Rojas—, la alta cifra lograda duplica lo alcanzado en el año precedente, y nos permite aspirar en el actual año a no menos de 3 200 viviendas.

“Para ello —agrega— ya están organizadas y entrenadas las fuerzas del Micons, que encabezadas por Santiago de Cuba y Guantánamo, y seguidas de Mayabeque, Ma­tanzas, Cien­fuegos, Ciego de Ávila, Cama­güey, Las Tunas, Hol­guín y Granma, dieron un valioso aporte junto a las FAR y el Minint.

 

“De manera especial también deben destacarse los 160 apartamentos aportados por el Cuerpo de Ingenieros del Ejército de Ecuador, el sobrecumplimiento del Ministerio de la Agri­­cultura y los órganos locales del Poder Popular, y las 764 casas levantadas con es­fuerzo propio por personas acogidas a créditos y subsidios”.

 

En respaldo al programa fueron montados tres nuevos molinos de piedra, se instalaron igual número de bachimplanes para la producción de hormigón, y fueron mejoradas las areneras y plantas productoras de bloques, que en este último caso se reforzarán próximamente con una moderna línea.

 

Localizadas en más de 20 asentamientos, las nuevas construcciones rompen la monotonía y realzan la imagen de la ciudad, al introducir en diversas direcciones las tecnologías vhicoa, forsa, atractivos diseños en los conocidos gran panel soviético, petrocasas de dos niveles y viviendas cometal de tres pisos.

 

A favor de los moradores, donde ha sido necesario adaptarlos a la idiosincrasia del cubano, especialistas de la Empresa de Pro­yectos No. 15 han realizado una nueva redistribución funcional de los diseños originales, que mejora las condiciones de ventilación y garantiza el cumplimiento de las normas sismorresistentes cubanas.


Autor: Eduardo Palomares Calderón | Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.