Preservar lo útil

Si algo resulta importante, a juicio de Miguel Díaz-Canel Bermúdez, miembro del Buró Político y primer vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros, es apoyar todo el proceso de reanimación que vive la capital. Y apoyar, en sus palabras, significa cuidar y preservar cada obra rescatada o los nuevos espacios construidos.

 

Acompañado de Mercedes López Acea, miembro del Buró Político, vicepresidenta del Consejo de Estado y primera secretaria del Partido en La Habana, y Reinaldo García Zapata, presidente de la Asamblea Provincial del Poder Popular, Díaz-Canel recorrió este lunes varios centros capitalinos de interés económico y social, cuyas producciones y servicios se articulan con las estrategias de desarrollo del país.

 

La primera parada fue en el Instituto Politécnico Pablo de la Torriente Brau, de Playa. Allí conoció sobre las cuatro especialidades que se imparten: Informática, Planificación Física, Geodesia y Cartografía y Lenguas Extranjeras, esta última de modo experimental; y se interesó por las condiciones de estudio, el ritmo de aprendizaje y la futura ubicación laboral.

 

Respecto a la especialidad experimental, Celia Banasco Casanova, directora de la escuela, apuntó que 35 estudiantes cursan el segundo año, en los idiomas Inglés y Francés, mientras que otros 72 transitan por el primer curso, solo en idioma Inglés.

 

La matrícula total del centro, informó, «es de 532 alumnos y tenemos un claustro de profesores estables».

Díaz-Canel también llamó la atención en torno al buen empleo, por parte de estudiantes y profesores, de las tecnologías de la información y de todos los contenidos que hoy existen en las plataformas digitales cubanas.

 

A su paso por la Organización Básica Eléctrica de La Habana, el primer vicepresidente supo del avance del programa de rehabilitación de redes en la capital, tanto las líneas soterradas, que marchan al 79 %, como las aéreas, al 71 %.

 

Según Jesús Samón Leyva, director general de dicha entidad, hay indicadores que miden la efectividad del programa, como por ejemplo, el tiempo promedio anual de interrupción por usuario, que el año anterior disminuyó de 20 horas, así como las pérdidas eléctricas por debajo del 15 %.

 

El itinerario incluyó, además, la unidad empresarial de base Fábrica de Transformadores, única de su tipo en el país, adscrita a la Empresa de Producciones Electromecánicas (EPE), del Ministerio de Energía y Minas.

De acuerdo con Orestes Bermúdez, director general de la EPE, durante el 2016 se hicieron 12 246 transformadores y se recuperaron 1 220. En ese sentido, Díaz-Canel destacó la capacidad de esta empresa de reducir, con diseños cubanos, costosas compras en el exterior, sin descartar posibilidades de exportación a los países de América Latina y el Caribe.

 

La Taza de Vento fue otra de las entidades visitadas. Javier Toledo, delegado del Instituto de Recursos Hidráulicos en La Habana, ofreció una información sobre la marcha del programa de recuperación del sistema de abasto de agua a la ciudad y las acciones de enfrentamiento a la sequía.

 

Comentó que desde el 2012 hasta el 2016, se han rehabilitado más de 550 kilómetros de redes, unos 135 kilómetros de conductoras, y poco más de 62 kilómetros de alcantarillado, lo cual ha beneficiado a más de 1 869 000 personas. Lo hecho en los últimos años, en números, acotó Díaz-Canel, demuestra el avance.

 

El recorrido también tocó las puertas del centro recreativo cultural La Herradura, ubicado en Boyeros, cuya apertura está prevista para el venidero 4 de abril, fecha que resulta, quizá, pretenciosa. Y el emplazamiento de viviendas para profesores del reparto El Trigal fue otro sitio de interés. Un total de 112 apartamentos, luego de la remodelación de cuatro edificios, serán otorgados a maestros de la capital, entre ellos, microbrigadistas y albergados.

 

Por último, la sala polivalente Ramón Fonst, inmersa en un amplio proceso inversionista, recibió el examen rápido de los visitantes. Las acciones prevén una rehabilitación completa: tabloncillo, baños, pizarra, sistema de luces, audio… aseguró José Martínez Cedeño, director provincial de Deportes en la capital, quien manifestó que «se estima la apertura al público el próximo 21 de marzo».

 

Las obras visitadas, resaltó Miguel Díaz-Canel, constituyen una muestra palpable de la intención de reanimar la ciudad y devolverle centros que fueron emblemáticos dentro de la vida capitalina.

El trabajo hecho —dijo— «da mucha esperanza, entusiasma, compromete. Y estoy seguro de que la población se irá sumando a todo este proceso de rescate, de reanimación, de consolidación y de apertura de nuevos espacios».

 

En su opinión, lo que pueda faltar se irá haciendo poco a poco,  pero se ha cogido un ritmo, y hay un sistema de trabajo y una planificación; y se están aprovechando las potencialidades que ofrece el propio plan de la economía, pese a todas sus limitaciones.

 

«Los habaneros ya ven que se transforman las calles, que los centros gastronómicos y recreativos tienen una recuperación. Todo no está resuelto, pero hay un ambiente que tenemos que apoyar, sobre todo cuidando, conservando, sin agredir, para que este proyecto enaltecedor y emancipador pueda llegar a feliz término», concluyó.

 

Por Yudy Castro Morales | Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Videos


Artículos Relacionados