Al mosquito hay que darle duro

Muchas son las estrategias que adopta el sistema de salud en Jaruco para mantener un bajo índice de infestación por mosquitos Aedes Aegypti, tan dañino para las embarazadas y población en general.

 

En un recorrido por la Policlínica Integral Noelio Capote de esta Ciudad Condal, dialogué con el doctor Antonio Herrera, director de ese centro asistencial en el territorio.

 

Dr. Antonio Herrera: “El objetivo fundamental del Programa de Control de Vectores en Jaruco es la intersectorialidad. El mosquito es un fenómeno social y su generación es multifactorial, hoy la batalla del mosquito se gana en el saneamiento ambiental interdomiciliario, erróneamente la población pide para eliminar el mosquito la fumigación y eso es un error de concepto puesto que hoy si al mosquito lo matamos fumigándolo, solamente matamos una fase del mismo, pero no matamos la fase principal que es el focal, que es cuando el mosquito pone el huevo, pone la larva”.

 

Periodista: Doctor, ¿Considera que solamente el sector de la salud en el territorio es el encargado de combatir el mosquito Aedes Aegypti?

 

Dr. Antonio Herrera: “Se necesita de una labor intersectorial, Salud Pública como rector del programa, pero también tienen que sumarse Hidrología, Comunales, las organizaciones populares y de masa, estoy hablando de CDR, FMC, UJC, es decir, todos los factores de la comunidad, incluido los centros laborales”

 

Mejorar la calidad del trabajo del operario de vectores en Jaruco suele ser una de las tareas más arduas que sigue el sector de Salud Pública en el municipio, para de esta forma preservar la calidad de vida de todos los pobladores que radican en el territorio.

Videos


Artículos Relacionados