El Moncada fue mi inspiración para integrarme a la lucha

Rememorar la fecha histórica del 26 de julio, resulta de agrado para los que sintieron en un momento de sus vidas la inspiración por realizar acciones similares a la gesta en respuesta a la lucha incansable que libró el pueblo cubano para alcanzar la independencia, así lo expresó Jesús Reyes, combatiente de Jaruco.


Jesús Reyes: “Para mí el 26 de julio es una fecha tan grande como aquel 10 de octubre cuando Carlos Manuel de Céspedes le dio la libertad a los esclavos, porque realmente aquella era la continuación de aquella revolución que comenzó aquel glorioso día, y esa juventud del centenario fue la encargada, en ella estaban las mentes más claras de aquella época, esos jóvenes que tenían como principal objetivo lograr la liberación de Cuba. Por eso hoy digo que esa juventud que fue al Moncada y al Carlos Manuel de Céspedes, para mí merece el reconocimiento más grande al igual que cualquier hombre que lucha por la libertad de su patria”


Periodista: ¿Por qué usted como combatiente considera que las acciones del 26 de julio fue ese motor pequeño que impulsaría el motor grande?


Jesús Reyes: “Si analizáramos las condiciones materiales necesarias para llevar a cabo una guerra de este tipo en ese momento, sabemos que no existían, pero había algo que era más importante que todo eso, y era el deseo de luchar y ver la patria libre, y por ello las acciones del 26 de julio sirvieron para consolidar todo eso. Por ello cuando Raúl y Fidel dijeron la frase estaban haciendo un llamado a los cubanos a encender ese motor que era pequeño pero que encendería el motor grande de la Revolución”


Periodista: El combatiente de Jaruco compartió con esta reportera recuerdos de cuando conoció al doctor Mario Muñoz, fallecido en las acciones del 26 de julio de 1953.


Jesús Reyes: “El Doctor Mario Muñoz era muy conocido allá en mi pueblo, yo era un niño cuando aquello, y los Muñoz eran muy queridos en la zona. Muñoz era muy querido por su generosidad y atendía a todo el que lo necesitara, ya fuera en su casa, o en su clínica, también era fotógrafo, realmente su padre también lo era y él lo ayudaba en el estudio de fotografía. Yo fui muchas veces allí a fotografiarme con mi padre y en varias ocasiones lo vi, óigame, quien en Colón no conocía a Mario Muñoz” (…)

 

Periodista: ¿Qué sintió cuándo supo la noticia de su muerte?


Jesús Reyes: “Bueno, qué se puede decir ante tanta heroicidad, ese hombre ofrendó lo más preciado que puede tener un ser humano, la vida. Y puedo asegurar como mismo lo expresara Fidel cuando dijo que Mario Muñoz era tan generoso que lo mismo atendería al amigo como al adversario. Mario era un galeno ejemplo de la medicina cubana y para mí un revolucionario que haya ofrendado su vida por la libertad de su patria es lo más grande que puede haber. Hoy siento no haber tenido la edad ni el conocimiento suficiente para haberme sumado a aquel puñado de jóvenes valerosos que siempre fueron una inspiración en mi vida”

 

En los corazones de los cubanos quedará por siempre la fecha del 26 de julio de 1953, momento histórico que impulsó a un grupo de jóvenes a cambiar el curso de la Historia Patria y servir de inspiración a otros que como Jesús Reyes también empuñaron un arma para defender la libertad que hoy disfrutamos.

Videos


Artículos Relacionados

Variados