Para seguir, desde el barrio, haciendo Revolución

El 28 de septiembre vive en la historia de Cuba gracias a la decisión del gobierno revolucionario y de Fidel Castro, su gran líder, de instituir una organización que involucrara a todo el pueblo cubano con el objetivo de salvaguardar lo que estaba logrando la naciente revolución en pro de su beneficio.

 

cdr-cuba-jarucoY como dijera Fidel, nadie mejor que el propio pueblo para cuidar sus intereses, por eso el 28 de septiembre de 1960, hace ya 57 años nació en Cuba su mayor organización de masas, los Comités de Defensa de la Revolución (CDR).

 

El 1 de enero de 1959, nuestro país emprendió la construcción de un modelo de gobierno al lado del pueblo, luchando por su prosperidad e igualdad por primera vez en su historia. Era y es, un modelo de gobierno donde el pueblo participa de forma activa en la toma de decisiones.

 

En 1959 habían llegado al poder un grupo de jóvenes con ideas revolucionarias en todos los sentidos y habían emprendido un difícil camino, ellos, liderados por Fidel Castro, sabían bien que la trayectoria sería muy dura, llena de riesgos y peligros, siempre amenazados por el imperialismo yanqui, enemigo que muy pronto comprendió que esta Revolución, que se levantaba en sus narices, no tenía nada de servil o cobarde, que era independiente, soberana y determinada a no claudicar en sus ideas y sobretodo una que jamás se volvería contra su pueblo.

 

Eran tiempos convulsos, los contrarrevolucionarios alentados por la CIA y los gobiernos de turno en la Casa Blanca, eran una continua amenaza a través de grupos de asalariados que hacían contrarrevolución.


Y Fidel como siempre, por delante del enemigo, comprendió la necesidad de “establecer un sistema de vigilancia revolucionaria colectiva - apuntó Fidel Castro en esa ocasión - Están jugando con el pueblo y no saben todavía quién es el pueblo; están jugando con el pueblo y no saben la tremenda fuerza revolucionaria que hay en el pueblo”

 

En aquel entonces casi un millón de cubanos estaban reunidos en el Palacio Presidencial, hoy Museo de la Revolución y al termino del aquel histórico discurso nacieron los Comités de Defensa de la Revolución, que jugaron y juegan un papel determinante en la organización de cada cuadra y en saber en verdad quien es quien en el barrio.  

 

Los CDR, frustraron muchas de las acciones planificadas por la CIA en los primeros años de la Revolución y su papel ha sido determinante en la construcción del socialismo cubano en estos años.

Sobre la vigencia e importancia de los Comités de Defensa de la Revolución pudiéramos citar al Comandante en Jefe cuando en su discurso del 28 de septiembre de 1996 cuando el aniversario 36 de la organización: “… ¿Cuántos no son los servicios que prestan los CDR al país en cualquier campo, en las movilizaciones para recoger café, o para apoyar la zafra, o para limpiar cañas u otros cultivos, en las actividades que requieren una buena dosis de esfuerzo y de sacrificio personal? De la lucha por la producción de alimentos en periodo especial, el fomento de los centros de producción de peces, siembra de árboles maderables o frutales, no hay una sola actividad en que se pueda prescindir de los CDR”   

 

Con el paso del tiempo y la consolidación de la Revolución, los CDR siguen jugando un papel fundamental en el devenir de la sociedad y en el buen funcionamiento del barrio y mantiene su vigencia en tiempos en los que quizá algunos puedan pensar que ya su tiempo pasó, para nada es así.

 

La dirección del país nos convoca a que desde los Comités de Defensa de Revolución, incrementar el trabajo político-ideológico y de prevención en la cuadra, urge hacerlo desterrando el miedo a buscarse problemas, algo que solo se logra con más vigilancia y combatividad revolucionaria. Velar por el bienestar común es un deber de todo cederista.

 

En este 2017 el aniversario 57 de los Comités de Defensa de la Revolución tendrán un sentido diferente y las labores recreativas se transformaron en productivas y de recuperación como no podía ser de otra forma.
 
Cuba fue azotada violentamente por el huracán Irma entre el 7 y el 10 de septiembre, uno de los huracanes más potentes en la historia del Caribe y que afectó directamente desde Guantánamo hasta La Habana, por lo que la Dirección Nacional de los CDR llamó al pueblo a dedicar este nuevo aniversario a la recuperación total del país.

 

Así lo hicieron saber públicamente en su nota al diario Granma el pasado día 20 de septiembre, Betty Oria González, ideológica nacional de los CDR, felicitó a los más de ocho millones de cederistas cubanos y añadió que las tradicionales fiestas del 27 de septiembre en espera del 28, se transformarán en «actos políticos de reafirmación revolucionaria», donde no deben faltar los adornos típicos de la fecha y la bandera cubana, símbolo de unidad, resistencia y patriotismo del pueblo.

 

Y señaló además que esta ves no se solicitarán recurso al gobierno para amenizar las fiestas en aras de que todos los recursos se destinen a la recuperación, aún así sabemos que la caldosa no faltará, y es que a pesar de los difíciles momentos que vivimos Cuba se levantará, y siempre encontraremos motivos para festejar.

 

Pinar del Río acogió la actividad central esta mañana del 28 en el monumento erigido a los hermanos Saíz, y desde allí a nombre de todos los cubanos se reafirmó nuestro compromiso a seguir velando por el bienestar ciudadano y seguir, desde el barrio, haciendo Revolución.

 

- Los CDR, un mar de pueblo
-
Los CDR para preservar las conquistas de la Revolución

Videos


Artículos Relacionados