La Revolución Cubana está destinada a vencer

El segundo Simposio Internacional Revolución Cubana, génesis y desarrollo histórico fue inaugurado este martes, en el capitalino Palacio de Convenciones, con la presencia de más de 100 delegados de países como Estados Unidos, España y Grecia.

 

Según su comité organizador, el evento tiene como objetivo fundamental crear un espacio propicio para estimular el debate de ideas y conocimientos, desde la ciencia histórica, que contribuya a una mejor comprensión del proceso revolucionario cubano, en toda su complejidad.

 

Durante la apertura, René González Barrios, presidente del Instituto de Historia, señaló que la Revolución Cubana es un largo e ininterrumpido proceso, que comenzó en 1868 y continúa hoy su camino hacia el futuro, en busca de respuestas y soluciones para sus imperfecciones, y multiplicando su ejemplo en otros pueblos del orbe, a los cuales sirve como inspiración.

 

Los enemigos de la Revolución especulan actualmente que esta se encuentra en sus últimos estertores; pero la nuestra, por razones históricas, está destinada a vencer, pues para los cubanos no hay otra alternativa que la consolidación de un modelo socialista, próspero y sustentable, subrayó.

Asimismo, hizo un llamado al rescate del patrimonio de la nación,  e insistió en la necesidad de que los jóvenes se acerquen a la historia, pues «son tiempos de mucha reflexión y mucho trabajo en pos de la paz mundial».

 

A la ceremonia inaugural acudieron Roberto Montesinos Pérez, jefe de departamento de Cultura del Comité Central del Partido; José Ramón Fernández, Héroe de la República de Cuba y asesor del Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, entre otros invitados, entre ellos el mexicano Antonio del Conde (el Cuate), quien fuera un estrecho colaborador de Fidel en los preparativos de la expedición del yate Granma.

 

Mientras, la primera jornada del trabajo en comisiones se centró en temas como la astucia militar de Máximo Gómez; las tradiciones patrias y su papel en la educación; y la importancia de los mausoleos y panteones de la Isla, como espacios para transmitir la historia y valores forjadores de la identidad nacional.
Autor: Jesús Jank Curbelo | Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.