Jaruco Neocolonial (I)

Dicen quienes peinan canas por esos lares, pero muchas canas, que el inicio el siglo XX trajo solo penurias y penas para para los habitantes de la Ciudad Condal de Jaruco y sus demarcaciones. Con la llegada del nuevo gobierno, muchos soñadores presumían que cambiaría la historia para la Cuba post-colonia. Pero la realidad fue otra.

Precisamente sobre la situación socieconómica de este territorio existe un compendio de documentos varios en el Fondo de Donativos y Remisiones del Archivo Nacional de Cuba.

Los vetustos manuscritos reflejan por ejemplo,  que el exiguo desarrollo de la región, contaba solo  escasos centros de trabajo no cubrían la alta tasa de desempleo, siendo el principal renglón económico la industria azucarera y como exponente del giro la figura de Don Rafael Fernández de Castro, dueño del Central Nuestra Señora del Carmen, quien llegara ser Gobernador de la entonces provincia de La Habana.

Otros renglones de la agricultura ya para esta época se había diseminado como los exuberantes cafetales del siglo XIX.

Empezaron a despuntar algunos pequeños negocios como la industria textil, que llegó a convertirse en el primer rubro productivo, y también la tabaquera, actividades que se convirtieron en el sustento diario para sus numerosas familias del territorio.

El manojo de añejos documentos consultados en el Archivo Nacional de Cuba, refleja que en 1907 se realizó el segundo censo de población en la entonces Jurisdicción de Jaruco. El territorio contaba con 13 Barrios: Arroyo Muerto, Boca de Jaruco, Casiguas, Castilla, Ciudad Jaruco, San Martín, Escaleras, Jibacoa, Paradero de Jaruco, Paradero de Bainoa, San Antonio de Río Blanco, Santa Ana y Santa Cruz del Norte.

El total de habitantes registrado fue de 12 067, siendo los asentamientos con mayor densidad poblacional Ciudad Jaruco con 2056, San Antonio con 1506, Jibacoa 1450, y los menos poblados Boca de Jaruco con 447 personas y Escaleras con igual número.

En los primero veinte años de la Neocolonia en Jaruco se registraron cinco Gobiernos Municipales. El primer criollo en tomar posesión fue Francisco Calderón en 1902, destacando también en esta etapa José María Zayas, considerados un médico honesto (1909), y Víctor Simón (1913) Comandante y Veterano de la Guerra Necesaria.

Datos curiosos de nuestra historia local que seguiremos develando camino al 250 aniversario de la Ciudad Condal de Jaruco.

Un comentario en «Jaruco Neocolonial (I)»

  • el 19 de septiembre de 2020 a las 10:30 PM
    Enlace permanente

    Muy interesantes los trabajos sobre la historia de Jaruco. Salvar la historia y las tradiciones es dar identidad al presente y fortalecer el futuro. Soy fiel seguidor de estos trabajos, mi tatarabuelo era de allá, Coronel del Ejercito Libertador Adolfo Alvarez, allá nació mi bisabuela, mi abuela, allá sigo hoy visitando hoy con mi pequeña hija las raíces que del terruño me llaman.
    Muchas felicidades a todos los que con amor desempolvan viejos libros y fotos para despertar tradiciones y rescatar sentimientos.

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *