Presidenta Rousseff ganaría comicios brasileños, según pesquisas

Brasilia, 1 oct (PL) A cuatro días de los comicios en Brasil, la presidenta Dilma Rousseff se consolida hoy como favorita para ganar estas elecciones con la promesa de continuar los cambios socioeconómicos y mejorar el nivel de vida de la población.

Según el último estudio de opinión de Datafolha, difundido anoche, Rousseff acapara el 40 por ciento de la preferencia electoral, con 15 puntos porcentuales de ventaja sobre su más cercana adversaria, la candidata presidencial Marina Silva, del Partido Socialista (PSB).

 

Este vaticinio muestra la pujanza del discurso de la mandataria, quien busca la reelección por la organización de los Trabajadores (PT), centrado en proseguir en el combate a la pobreza, disminuir la creciente desigualdad, y mejorar las condiciones de vida de los ciudadanos.

 

Durante un acto celebrado la víspera en Sao Paulo, la postulante del PT pidió el voto a favor de la continuación del cambio y el progreso, y destacó que sus adversarios representan un retroceso y una aventura.

 

Sin mencionar a sus principales contrincantes presidenciales, Silva, y Aécio Neves, de la Social Democracia (PSDB), se pronunció por el desarrollo de los bloques petroleros en la zona de pre-sal, en aguas profundas del océano Atlántico.

 

Rousseff se comprometió poco después en Río de Janeiro a construir una universidad del deporte para usar la infraestructura que se instala en esa ciudad para los juegos olímpicos de 2016, de ser reelecta en los comicios de domingo próximo.

 

"Una universidad de deporte de alto rendimiento" para formar nuevos atletas, aseveró al destacar la importancia "de crear una cultura y una ciencia del deporte".

 

Al referirse a la caída en la bolsa de Valores y la valoración en las últimas semanas del dólar estadounidense frente al real (moneda nacional), descartó alguna relación con la campaña electoral.

 

El sondeo de Datafolha destaca asimismo que el aspirante a la presidencia por el PSDB acopia un 20 por ciento de apoyo, lo cual evidencia una recuperación y acercamiento a Silva.

 

En una probable segunda vuelta, la jefa de Estado sería reelecta con 49 por ciento, frente a 41 por ciento que obtendría la pretendiente del PSB.