El Repentista Héctor Gutiérrez vota SÍ POR CUBA.(+ Audio)

Las razones para votar el 24 de febrero ese Sí por la Constitución que, por supuesto mejorada, es la Constitución más inclusiva que hemos tenido, es la responsabilidad extrema que tenemos los cubanos”

 

Héctor Gutiérrez, poeta repentista de Mayabeque,  Cuba, argumenta sus razones por el Sí.

 
“Mis abuelos, mis ancestros me hablaban del trabajo que pasaron para aprender a escribir. Las generaciones actuales nacieron con escuelas. Cuando naces llegas a una casa donde todo está construido y, si no hay alguien que te recuerde como se levantó la casa desde los cimientos, creces un poco desorientado y eso te descompromete. Llegaste y estaba hecho, o sea, yo quiero que, como yo la tuve, como la tienen mis hijas, haya escuelas para los niños cubanos del futuro; escuelas con tranquilidad, escuelas donde prácticamente los niños van solos; no hay que llevarlos en un auto con escolta. Tenemos que darle mucho valor a eso. Esa es una de mis razones primordiales, porque hay que partir de ahí”.


Al poeta le resulta difícil no comparar.
“Yo he tenido la oportunidad de viajar por Latinoamérica, Europa y he visto mucho. Nosotros tenemos que votar porque los jóvenes tengan hospitales, el derecho a la salud, tan humano que la Revolución garantiza. A veces nos quejamos cuando nos falta una duralgina y no sabemos lo que cuesta mantener diariamente, minuto a minuto, el sistema de salud de este país”.


Héctor Gutiérrez sabe que no vive en una sociedad perfecta y la Constitución es una vía para mejorarla.
“La tranquilidad ciudadana es una conquista por la que también hay que votar. Nosotros no somos, como dice la canción de Pablo Milanés, una sociedad perfecta pero debemos preservar la paz que se respira en Cuba, la protección que tiene el ciudadano como ser humano… Siempre hay que recordarle a la gente que la Revolución humanizó este país. Esa es la razón fundamental por la que hay que ir a las urnas y decir Sí a la Constitución,-me encanta esa palabra cuando la digo-, inclusiva, donde todo el mundo tiene voz, todo el mundo tiene voto. Es la Constitución que los agradecidos tienen que reafirmar, apoyar y los mal agradecidos, porque también los hay en la sociedad imperfecta que somos.


Hay personas que le dan valor a las cosas materiales por encima de lo espiritual, de lo humano y que se dejan confundir por los cantos de sirena; mucho más ahora con las redes sociales abiertas que se prestan para la confusión”.


El poeta que un día definió así la décima…
“Es mi corazón cantando
sobre todas las tribunas,
imágenes oportunas,
por la bandera buscando.
Es la historia reclamando
un tiempo de valentía.
Es la fuerza de la hombría
que se coloca en función
del alma y del corazón,
la décima es cubanía”…


Hoy nos advierte:
“Ojo al pueblo de Cuba con las confusiones. Una amiga, la documentalista Patricia Tápanes, cuando grabábamos nuestro documental, me dijo, - Antes nos atacaban, hoy nos seducen- Y, entonces, hoy se sube un video manipulado a Facebook, a Youtube, a todas las redes y cualquiera cree una mentira. Dolorosamente, una mentira tantas veces repetida, muchos llegan a creer que es verdad. Hay que estar claros, hay que tener los pies en la tierra; son muchas conquistas, son muchas cosas lindas. La victoria del 24 de febrero para mí está segura”.


El poeta Héctor Gutiérrez, confía en el voto de los cubanos por el Sí y ahora le habla a la familia.


“Yo creo que hay que hacerle un llamado a la familia que es la primera escuela y recordarle a los que nacieron hace unos días, a los que nacen hoy y a los que nacerán mañana, que este es un edificio con cimientos de sangre que, con las armas, conquistamos el Primero de Enero del 59. Un edificio que si bien no muestra los mejores balcones, si bien no tiene el mejor techo, es el edificio de la justicia”.


Según el repentista, otra gran responsabilidad la tiene la tropa del Ministerio de Educación:
“Hay que recordarle a las nuevas generaciones que Fidel no era el viejito enfermo de los últimos días, sino que fue un soldado que soñó una Patria, nos dio una patria y hoy no es un silencio de cenizas en una piedra de Santiago de Cuba, dónde muchos van a poner flores, al contrario, es faro que orienta porque dejó un ejemplo, porque construyó un país. Y eso hay que decirlo todos los días, tanto en la casa como en la escuela. Yo quisiera que la tropa del Ministerio de Educación, las clases de historia no se llevaran solamente hasta el 59, sino que la historia tan rica de sesenta años, con sus victorias, con sus reveses, con sus héroes, con sus traidores, sea conocida; porque a los largo de sesenta años, hemos tenido grandes héroes y hemos tenido gente que nos ha fallado y eso se tiene que conocer”.


El poeta insiste en que se trata de predicar la historia como los evangelios.
“Yo admiro, siendo comunista, siendo fidelista, a los cristianos que van, de puerta en puerta, con la prédica de Jesús. La Sierra que nos toca subir a las generaciones de hoy, que el 24 de febrero tenemos que cumplir con lo que nos legó Fidel, tenemos que ir de persona a persona, más allá, de puerta en puerta, con la prédica revolucionaria que, si bien no es perfecta, a mí, que he tenido la posibilidad de conocer el mundo, me enamoró el corazón, me comprometió para siempre”.


Y les dejo un regalo de Héctor Gutiérrez, el Gallo de Catalina…


“Claudia tiene bien guardado
el mensaje de Fidel.
Tengo erizada la piel.
Los ojos se me han mojado.
Te acercas con un recado
que me hace inmenso este instante,
pues guardo bajo el semblante
el enorme privilegio
de haber sido en el colegio
de Fidel otro estudiante.

La que con mi caramelo
paternal endulza todo
es mi flor en el recodo
superior de mi desvelo.
Ya a Fidel le dice abuelo,
Sabiendo que no es su nieta,
¡Qué suerte tuvo el poeta!
¡La heredera de su nombre
tiene un mensaje del hombre
más grande de este planeta!

 

- El Repentista Héctor Gutiérrez vota SÍ POR CUBA I (+ Audio)

- El Repentista Héctor Gutiérrez vota SÍ POR CUBA II (+ Audio)

 

Videos


Artículos Relacionados