Argentina pondera su proyecto social contra el hambre

Roma, 8 jun (PL) La presidenta argentina, Cristina Fernández, agradeció hoy el reconocimiento a su país en la lucha contra el hambre, éxito que adjudicó a la existencia de un programa alimentario, un proyecto de país y un modelo de sociedad más equitativa.

 

Ante la 39 Conferencia de la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), la mandataria explicó que esas condiciones contribuyeron a la reducción del hambre por debajo del cinco por ciento de su población.

 

Fernández destacó la combinación de políticas muy fuertes y activas, lo cual ha permitido que Argentina sea hoy uno de los países más igualitarios y un gran gran productor de alimentos, que este año volverá a batir récords en materia de cosechas.

 

Significó que la clave del éxito está en que para erradicar el hambre desarrolló políticas dirigidas a combatir la pobreza, como el establecimiento de un salario mínimo vital y móvil, la asignación universal por hijo y a las embarazadas, planes de vivienda y apoyo financiero a los estudiantes con menos recursos.

 

La mandataria argentina subrayó que su gobierno multiplicó ese tipo de apoyos para incentivar el consumo de los pobres, quienes no son precisamente los que fugan recursos a cuentas en Suiza o paraísos fiscales.

 

Más adelante ponderó que esas políticas se aprobaron y pusieron en marcha no solo por sensibilidad social, sino por una cuestión de inteligencia económica, para estimular también la reanimación y el crecimiento económicos.

 

Fernández concluyó su intervención con una crítica a la especulación en el mercado y aseguró que no pide que los productores pierdan dinero, pero si una regulación de esa práctica porque la erradicación de la pobreza y una intervención activa del Estado son las claves para abordar de manera múltiple y diversa el problema del hambre.

 

Junto con Argentina, Chile y Venezuela también fueron reconocidos por cumplir la metas fijadas en la Cumbre Mundial de la Alimentación de 1996 y en la Cumbre del Milenio de 2000, cuando los gobiernos se comprometieron a reducir a la mitad el número y el porcentaje de personas que sufren hambre.

 

De acuerdo con la FAO, por primera vez en la historia el número de personas que padecen hambre en el mundo disminuyó, aunque aun 800 millones son víctimas de ese flagelo, un resultado positivo pese a la crisis económica en algunos países y a los conflictos y guerras en otros.

 

Esa organización calcula que la reducción fue del 25 por ciento en 25 años, y se alcanzó gracias a los progresos hechos en América Latina, el Caribe y Asia.

Videos


Artículos Relacionados

Variados