Presidente Xi Jinping promete en la ONU más ayuda a la paz

Naciones Unidas, 28 sep (PL) El presidente de China, Xi Jinping, culminó hoy su discurso ante la Asamblea General de Naciones Unidas con la promesa de mil millones de dólares para el Fondo de Desarrollo y Paz de la ONU.

 

Añadió que una fuerza de ocho mil efectivos permanecerá a partir de ahora en alerta para ser desplegada bajo los auspicios de esta organización en cualquier lugar del planeta donde el orden y la seguridad se vean amenazados.

 

Xi prometió además 100 millones de dólares a la Unión Africana para mejorar la capacidad defensiva contra conflictos armados, el crimen organizado y la piratería.

 

En otro momento de su intervención, el jefe de Estado reafirmó el compromiso de su país con la paz mundial y recalcó que el respeto a la soberanía y el principio de autodeterminación de los pueblos son baluartes para una convivencia civilizada entre las naciones.

 

"Los mejores idealistas crean un mundo que comparten todos", expresó, haciendo suyas las palabras de un antiguo apotegma chino.

 

Asimismo, tuvo a bien manifestarse sobre los conflictos internacionales y dijo que para solucionarlos es necesario abandonar la mentalidad de Guerra Fría, que hace a las naciones sospechar unas de otras.

 

"Todas las civilizaciones representan a la humanidad, ninguna es superior a otra, por lo que el camino debe ser el diálogo y no el choque de pueblos".

 

Lograr un modo de vivir en la naturaleza y no a costa de ella será uno de los retos más importantes de este siglo, indicó el mandatario, quien también dijo que su país asumirá la responsabilidad que le corresponde en el enfrentamiento al cambio climático.

 

Por otro lado, Xi aprovechó la oportunidad para criticar el injusto orden económico mundial, que garantiza la prosperidad de unos por sobre la pobreza de otros.

 

"Es necesario utilizar la mano invisible del mercado y la visible del Estado para lograr tanto el desarrollo como el bienestar general", argumentó en alusión a la famosa cita del economista británico Adam Smith.

 

Al respecto, el mandatario puso como ejemplo al pueblo chino, que impulsa un modelo comprometido con la igualdad, el combate a la pobreza y el desarrollo sostenible.

 

Casi al finalizar su discurso, el presidente declaró que otras naciones pueden beneficiarse de China, pues su país está dispuesto a compartir experiencias con todas las naciones que lo deseen.

Videos


Artículos Relacionados

Variados