El fantasma de Eleuterio

A mediados del siglo XIX los campesinos que habitaron en el valle de Jaruco, vivieron atemorizados por las supuestas apariciones del fantasma de Eleuterio, un bigotudo asturiano que fue fulminado por un certero disparo, justo donde en la actualidad está la bodeguita del caserío de San Luís.

 

¿Por qué lo mataron y quién fue el victimario? Es un misterio hermético, que el polvo del tiempo acabó por sepultar. Los cuenteros, esos personajes que van de pueblo en pueblo diseminando historias legendarias, narraban que al gaito lo liquidaron para quitarle el croquis de una intrincada cueva, donde escondió una botija repleta de monedas de oro.

 

Otra versión lo convertía en un Don Juan Tenorio, ultimado por una bala calibre 44, procedente del Winchester del cornudo esposo, que prefirió eliminar al semental de Eleuterio en vez de separarse de la labriega infiel.

 

Uno de esos narradores ambulantes, aseguraba que el fantasma del finado español mantenía en vilo a la comarca. Decía que en noches oscuras le veían salir de la espesura del monte envuelto en una capa fosforescente encima del anca de un caballo enorme, cuyas bridas ardían al sentirse el graznido de una lechuza.

 

Con el paso de los años la figura fantasmal desapareció del lugar. Claro, la gente se aburrió de aquellos cuentos de antaño. Amén de que juglares también envejecieron y fueron muriendo.

 

Cada vez que pasó por frente a la bodeguita de San Luis, me recuerdo del asturiano Eleuterio.

Videos


Artículos Relacionados