Una acercamiento a la obra literaria de Martí

Muchos de quienes deslumbrados una y otra vez hemos venido frecuentando desde hace décadas la obra inagotable de José Martí, somos de cierta manera sus predicadores o sus secretarios. Como podemos, trasmitimos la buena nueva de su paso por la vida; hurgamos en sus secretos, pero no para ocultarlos, sino para propagar alborozados los logros de la caza del amor que reflejaba en cada página escrita.


marti-jaruco-cubaY es que la prosa martiana ocupa un lugar bien alto en su producción literaria, ya que su obra fue siempre dirigida fundamentalmente a organizar la Guerra Necesaria contra el colonialismo español y contra la posible expansión del imperialismo en América. En ella encontramos escritos de temas políticos, sociales, filosóficos, morales y artísticos, aunque los primeros son los más abundantes, ya que el sueño de ver a Cuba libre era constante en su obra e inspiración de escritor. De ahí que asombra siempre la abundancia de documentos escritos por Martí en tan breve vida, y mucho más, la fabulosa cantidad de asuntos diversos que abordó.


En su prosa se incluyen trabajos periodísticos, semblanzas de hombres célebres, cartas, diarios, discursos, críticas literarias y artísticas, cuentos, traducciones, y escritos científicos y pedagógicos. También el examen de sus papeles permite conocer su pensamiento político en el cual siempre se refirió a la necesidad de hacerla Revolución con la unión de todos los hombres honrados y sin distinción de razas.


Hoy, realmente no resulta fácil aprisionar en breves líneas las características de la prosa martiana, pero sí algo llama la atención de ella,  es esa presencia de un aliento poético, aún en aquellos escritos aparentemente inadecuados para ello. En una carta, una nota, un ensayo, una noticia, un discurso, y hasta en un diario de guerra, salta la imagen de los recursos expresivos y del adjetivo siempre dando color a la palabra.


Amigos, la belleza de la frase martiana no surge para buscar el aplauso o provocar el deslumbramiento. La palabra martiana simplemente tiene nervio, vigor y brío, y es esto lo que la hace elegante. Desde sus primeros momentos de vida sufrió Martí los horrores del colonialismo español, donde sintió muy de cerca la necesidad de tener una Patria libre y soberana. Fue el presidio quizás su escuela, donde sin dudas creció el dolor físico del forzado trabajo en las canteras de San Lázaro. Pero fue también el lugar que fortaleció su espíritu.


Considero que no debemos olvidar nunca, que la historia Patria está colmada de un sinnúmero de vivencias experimentadas por nuestros héroes. Martí, sin lugar a dudas, era uno de los más extraordinarios, ya que con la fuerza de su pluma y sus textos dejados como un legado llegó a conmover a todo aquel que se da la oportunidad de estudiar su amplia y vastísima obra.

Videos


Artículos Relacionados