Fernando, y su pasión por la radio

A varios radialistas de los que se hacen llamar “apasionados”, los hemos recordado indistintamente en esta emisora, ya sea por sus anécdotas, estilos de trabajo o por quedarse en las historias de vida de la Voz de la Ciudad Condal.


Esta mañana escuché hablar entre Silva, Guevara e Idania, tres de los trabajadores de mayor trayectoria en la planta, sobre Fernando González Porra, quien tuvo la gran responsabilidad de echar a andar la radio municipal.


No fue casual que mis colegas se refiriesen a Fernando, porque justamente este 2 de junio hace 20 años dejó de existir físicamente el que siempre fuera admirado y respetado por todo el colectivo de realizadores, locutores, periodistas, y no solo en Jaruco, sino también en la Radio Cubana.


Este hombre siempre trabajó a favor de hacer buena radio, que se escuchara con la mayor calidad y que actualizara a la población del acontecer informativo de Madruga y Santa Cruz del Norte, municipios a los que llevó por primera vez los estudios corresponsalías.


Fernando González, nunca tenía descanso, cuentan los que le conocieron que llegaba a su casa en el jeep y rápidamente sintonizaba la emisora para monitorear la señal y velar por la calidad de la programación.


De él también conocí otra historia. Según la locutora Elaine Martínez Hernández, cuando ella decidió formar parte de este colectivo, precisamente Fernando fue quien le advirtió sobre la dedicación, responsabilidad y profesionalismo con el que debía ejercer una vez integrada al medio.


Esta anécdota, por ejemplo, nos deja ver su pasión por la radio y por esta emisora. Es recordado por convertir los festivales de base en fiesta de pueblo,  porque para él oyente siempre tenía la razón.


Estos breves recuerdos y otros que son contados a los que se inician en la emisora se convierten en la historia viva de la Voz de la Ciudad Condal, porque aún Fernando González Porra nos guía en cada emisión radial.

Videos


Artículos Relacionados

Variados