Fotorreportajes

Jaruqueña y con orgullo (+Fotorreportaje)

Visitas: 208

Lorena Castaño
Últimas entradas de Lorena Castaño (ver todo)

“¿Jaruqueño o jaruquense?… ¿Cómo es que se le dice a la gente de tu pueblo guajira?”

“Jaruqueño y con orgullo” -respondo y me quedo pensando en eso que agregué detrás de la conjunción…


El jaruqueño y la jaruqueña son especímenes fuertes, llevan tatuado el “hay que echar pa’ alante” en el rostro, aunque a veces se mezcle con el cansancio acumulado. Poco conocen de lujos y facilidades, pero saben a la perfección cómo ayudar cuando alguien lo necesita.


Tienen licenciatura en improvisación y doctorado en averiguaciones. Mi gente es humilde, y brinda lo “casi nada” que tiene a quien más le falta. Las niñas y niños son muy astutos, lo suficiente para idear alternativas de entretenimiento cuando, por déficit de generación, quitan la corriente.


Al jaruqueño hay que darle un premio por resiliencia y otro por bondad. Yo daría un tercero pero solo a quien con orgullo y aunque cueste, siga sintiendo su pueblo como suyo, al jaruqueño que restaura sonrisas hasta que se puedan restaurar las tantas construcciones ya deterioradas, a mi maestra de la secundaria, a la señora que llama todos los días para elogiar la voz de los locutores de la emisora, al historiador y la poetisa, al señor que vende dulces desde que estoy en primaria, a aquel niño que es feliz con tan poco porque lleva mucho dentro.

Entonces me interrumpe y me hace la última pregunta:

“¿Y tú, que tan bien hablas de tu gente, por qué tan distante?”

En otro momento, molesta, hubiese lanzado al aire mil argumentos para excusar mi conducta y no perder. Esta vez me he quedado callada unos segundos, y he dicho:

“Aunque lejos de distancia, cerca de corazón. Le prometo que no me he rendido, porque soy jaruqueña y con orgullo!”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RSS
Facebook
Twitter
YouTube
Telegram