Jaruco

Actualización de la campaña antivectorial en Jaruco

Visitas: 131

El mosquito Aedes aegypti representa una amenaza para la salud pública, transmite enfermedades epidémicas con un alto costo social, económico y sobre todo a la salud. A propósito del tema converso con Héctor Llanos, asesor de la campaña antivectorial en Jaruco.

Periodista: Hasta la fecha en el municipio se registra un aumento de focos del agente transmisor del dengue con respecto a igual época del año precedente. ¿Qué factores han influido en ello?

HLl: “En Jaruco, el abastecimiento de agua es instable. Hay zonas donde existen dificultades para obtener agua, por lo que deben conservarla. Durante cada ciclo de trabajo de la campaña, se revisan más de 70 mil depósitos en los municipios. Estos depósitos utilizados por la población para almacenar agua durante varios días representan un riesgo de criaderos de mosquitos si no se protegen adecuadamente. Hoy en día, más de la mitad de los focos de mosquitos se encuentran en los tanques bajos que no tienen tapas herméticas, o los residentes no los mantienen cerrados. Además de los tanques hay otros depósitos que son utilizados durante la temporada de lluvias para colectar agua, los cuales se convierten en posibles criaderos.

P: ¿Cómo se comporta en el municipio la situación epidemiológica?

HLl: “En el municipio, la situación higiénico-epidemiológica no es la mejor en estos momentos. Hay dificultades con la recogida de desechos y los pequeños vertederos improvisados se convierten en lugares muy peligrosos para la proliferación del vector. Jaruco tiene un grupo de estos vertederos, que incluso se recogen a veces, pero después de cuatro o cinco días se forman nuevamente en el mismo lugar. Las personas que no tienen conciencia del riesgo que esto representa, vuelven a formar allí el vertedero. Aunque a veces los desechos de animales no son propicios para la reproducción de mosquitos, las moscas también son transmisoras de enfermedades”.

P: ¿Cuándo se realiza el bloqueo de casos y en que consistes?

HLl: “Existen tres problemáticas que pueden presentarse en el municipio. Por ejemplo, la aparición de un foco de Aedes aegypti. Cuando esto ocurre, se debe hacer un bloqueo en la vivienda donde apareció el foco y alrededor de cuatro o cinco viviendas aledañas al foco. Es decir, se les realiza un control focal que va desde la inspección, la abatización hasta un control perifocal. Además, se realiza un control adulticida que consiste en la fumigación. También se hace un bloqueo de casas para los casos febriles, incluso cuando no ha aparecido foco en el lugar. Esto se realiza también cuando aparece un viajero que viene de lugares con presencia de arbovirosis. Con respecto a los bloqueos de casos, se realizan en casas positivas y en dos o tres casas alrededor de la vivienda positiva”.

P: ¿Qué medidas adopta la dirección de higiene y epidemiología para la eliminación de focos?

HLl: “La campaña de lucha antivectorial se realiza en ciclos de trabajo de treinta días. En el momento de la visita a la vivienda, si se detectan recursos que puedan ser criaderos de mosquitos, se realiza un control focal y se abatizan los depósitos de agua. También se lleva a cabo un trabajo en la vivienda para prevenir la reproducción del mosquito. El ciclo de vida del insecto es de alrededor de once días, por lo que el trabajador de la campaña visita la vivienda cada tres ciclos de vida. Además, se brindan orientaciones al morador de la vivienda para que tome medidas y evite la reproducción del vecor en su hogar”.

Al cierre de esta entrevista el asesor de la campaña antivectorial en Jaruco recordó a la población que el periodo lluvioso es propicio para la proliferación del mosquito Aedes aegypti de ahí la importancia de tomar siempre medidas preventivas.

Vea además : Aumenta en Jaruco riesgo de transmisión de Arbovirosis.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RSS
Facebook
Twitter
YouTube
Telegram