Fotorreportajes

Donde el amor salva (+Fotorreportaje y Audio)

Visitas: 28

Con una mano sobre el pecho y los ojos húmedos de emoción habla Teresita, como cariñosamente la llaman colegas y amigos, sobre los pacientes y trabajadores del centro de salud que dirige en Catalina de Güines, provincia Mayabeque.

María Teresa Pérez Gil, cálida, cercana y llena de pasión, recorre las instalaciones del Hospital Psiquiátrico Docente “Crisanto Betancourt Hernández”, en compañía de un grupo de periodistas del territorio.

La visita no se anunció; no hay montaje. Teresita, al frente del grupo curioso y conmovido, entra en cada local donde se trabaja como un día cualquiera. Ella conoce a todos los pacientes por su nombre, sabe de primera mano sus historias y comparte algunas, con voz temblorosa y ojos que delatan el inmenso corazón que hay dentro de esa gran mujer.

No habla de logros personales, sólo agradece las obras que allí se realizan para mejorar la calidad de asistencia a los internos, y el amor y compromiso de su colectivo, devenido familia.

Cuenta, llena de gratitud, el proceso constructivo que durante los últimos 10 años, y gracias a la voluntad política, garantiza confort, seguridad y belleza a las instalaciones del Hospital.

Ya están impermeabilizadas todas las cubiertas, y la sala para pacientes de larga estadía cuenta con nuevo techo y marquetería de aluminio.

Mejoraron las condiciones de trabajo en la farmacia y también en la lavandería-ropería. Equipos industriales de alta tecnología facilitan el proceso, al tiempo que varias manos cargadas de sensibilidad organizan, clasifican, y remiendan…una y otra vez.

El grupo recorre la Sala Cuatro reparada de forma capital, y el servicio de Adicciones, de referencia nacional, donde también sustituyeron toda la marquetería y el mobiliario clínico y no clínico.

Casi al final de la jornada, con Teresita al frente, los reporteros visitan objetos de obra que hoy se acometen en saludo a este 26 de julio. Tal es el caso de la Sala Tres del servicio de Agudos, que se entregará totalmente remodelada y dará cobertura a treinta y cinco camas más, así como la reconstrucción del Cuerpo de Guardia.

La remodelación del Teatro principal del Hospital, corrió a cargo de HavanaClub Ronera San José, que desde su proyecto social “Un Tilín” apoya a niños con discapacidad mental, y personas que padecen diversas patologías.

Teresita ve en las acciones constructivas una participación masiva de los trabajadores, que ostentan la condición de Colectivo Moral por más de 15 años. Reconoce, hoy más que nunca, el esfuerzo, compromiso y sentido de pertenencia de quienes laboran, y sobre todo permanecen, al servicio de los pacientes del Hospital Psiquiátrico Docente “Crisanto Betancourt Hernández”.

Resulta imposible para los miembros del equipo de prensa no llevarse en el alma este lugar. Antes de marcharse, Teresita los despide a todos con abrazos, de esos que hablan más que mil palabras, y pide “vuelvan pronto por aquí”.

Con la colaboración de Thalia Guevara

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RSS
Facebook
Twitter
YouTube
Telegram